Alejandro Fernandez ofrece gran concierto en Hard Rock Punta Cana

13427792_10153607427100978_1231013829922875500_n.- El ídolo de la música mexicana Alejandro Fernández puso a vibrar el salón Fillmore del Hard Rock Hotel Punta Cana con su concierto “Confidencias”.

A pesar de que semanas atrás se vio afectado por la mordida de su perro, El Potrillo se mostró 100 por ciento recuperado y se entregó por completo al público en Punta Cana, República Dominicana, que disfrutó de un repertorio de grandes éxitos.Cientos de personas de distintas nacionalidades se dieron cita para disfrutar la actuación del astro de la música latina, quien inició a las 9:36 con la canción “Cóncavo y Convexo” y luego “Se me va la Voz”.

“Buenas noche República Dominicana, buenas noche Punta Cana, es un placer volver a esta aquí con mi familia, con mis amigos y, por supuesto, con ustedes. Gracias por tanta muestra de cariño”, expresó Fernández.

Vestido muy elegante, pantalón y saco color negro, camisa blanca, el intérprete de 45 años se dedicó a complacer a su público, quienes formaron inmensos coros a lo largo de su concierto de dos hora y media.

“Tu amor me hace tanto bien”, “Te voy a perder” y “Canta Corazón”, fueron parte del repertorio que el público hizo suyo de principio a fin, mientras que el cantante se acercaba a los costados del escenario para saludar a su audiencia enloquecida.

Fernández hizo un recorrido por más de 26 canciones, entre balada-pop y rancheras, entre ellas “Que voy hacer sin ti”, “Te amaré”, “Mátala”, “Que lástima”, “Abrázame” y “Tantita pena”.

Acompañado de su fabulosa banda de músicos y tres bailarinas, El Potrillo no podía cerrar su espectacular presentación sin sus mariachis, que le acompañaron durante varias canciones, “¿Dónde vas tan sola?”, “Mátalas”, “Qué lástima”, “Cascos ligeros”, “Abrázame”, “Es la mujer”. De Armando Manzanero agregó “No”, “Que digan misa”, “Loco”, “Nube viajera”, “Tantita pena”, “Niña amada mía” y “Estrella”.

El artista se despidió de su público interpretando “Como quien pierde una estrella”. “Buenas noches, los quiero”, dijo minutos antes de dejar el escenario.

Sin embargo, la gente pedía “otra, otra” y durante cuatro minutos de reclamo, el artista volvió a subir al escenario para interpretar un popurrí de emblemáticos temas de su padre, Don Vicente Fernández, como “Las llaves de mi alma””, “Por tu maldito amor”, “Mujeres divinas”, “Me voy a quitar de en medio”, “Para siempre”, “Hermoso cariño”, “Estos celos”, “Acá entre nos”, y “De qué manera te olvido”, para despedirse finalmente entre los aplausos.

Compartir