Don Yan María 7/360

Don Yan MariaMientras retornaba a mi casa, alcance a ver a un Señor en un burrito que se dirigía por la Autovía del Coral…pensando que era mi amigo Williams Francisco (ver Primera historia) me pare a saludarle y mi sorpresa fue ver a otro hombre….

Saludos mi pai, le dije…Saluda a ute! Me responde… por su acento deduje que era de nacionalidad haitiana y seguí preguntándole…Usted tiene mucho tiempo aquí?“Yo llega aquí en el 61. Pero me fui pa’ hoyo claro en el 82 a trabaja’ en lo conuco de “Fello Castillo”. Yo era de Haití, pero ya soy de aquí!  Hacía carbón, pero ya no lo hago ma’. Yo siembro, yuca, mai, guandule, batata y ma! Yo me llamo “Yan María” y tengo dos hijos…no tengo ma’ porque no soy picaflor”

 

Yo me reí, pues este señor era muy gracioso aparte que estaba viendo a un autentico campesino de esta comunidad que todavía seguía sembrando…

“Nosotros eramo’ tres, que siempre tabamo’ en burro caminando de Verón a Hoyo Claro, pero se murió uno hace 4 anos. Williams, Liberto’ (EPD)  y yo! Cuando yo llegue aquí to’esa vaina era tabaco! Aquí había mucho monte y también venia de los “sijos” por La Romana. Yo también “crio” puercos. A mí me gu’ta ma’ el tiempo de ahora que el tiempo de atra! Ahora to’ ta’ma’facil y llego ma’rapido. To, ta’ma bonito’’

Me detuve a tomarle la foto…Don Yan Maria sonrió sin pena, mientras mi cámara retrataba a un hombre que su rostro decía lo dura que ha sido la vida con El. Un hombre que junto a dos más llegaron a esta zona para buscar una mejor vida que solo los campos de estas áreas podían darles.

Hoy, ellos siguen sus trayectos que ya tienen más de 40 años, día tras día llevando junto a sus animales comida para sus puercos que buscan en Verón y atendiendo y sembrando sus conucos. Mientras más los veo a través de la foto dentro de mí, me invade una nostalgia, pues aunque ellos dicen que están mejor yo se que en el fondo no lo están. Quizás ya solo se resignaron a la vida que llevan desde hace tiempo y no creen en nuevas oportunidades.

De repente me llego a mi mente una canción del difunto maestro Félix del Rosario que dice… “A lo lejos se oye la voz del silencio, se oyen quejidos y lamentos y es del campesino que se muere hambriento, Ya no tiene ganas que no, Ya no tiene ganas’
‘pa poder seguir Ya no tiene ganas…Se va ‘pal conuco con un pachuché, con una macá, cachimbo y café, a buscar comida de la que sembró, el dueño ‘e la finca ayer lo botó”

Le digo a Dios a Yan María…El me regala una sonrisa de agradecimiento, quizás por dedicarle un tiempecito para escucharle. Al igual que Williams toma su burrito y desaparece por los caminos de tierra que están detrás de la Autovía hacia su campito terrenal que ha cuidado por tantos años…

Adiós Yan María, buena suerte….

IMG_3647yuu

Tagged with:

About Author

Bávaro Digital

Leave a Reply

UA-85720566-1