Doña Mercedes Peralta (Doña Ana) 3/360

Do;a AnaJustamente detrás de una frutera próxima al cruce de Punta Cana vive Doña Mercedes Peralta, cariñosamente Doña Ana. La encontré sentada en una mecedora de “Guano” tomando “fresco”. Al entrar un hijo de esta me mira detenidamente y me reconoce- U’te es el hombre de las historias? Yo me rio y le contesto que si…._A pué ya llego donde iba, esa es mi vieja y ahí si hay historia!! Gracias Caballero, le respondo…Pero si usted quiere también hablo con usted. –Conmigo? Bueno señor mi vieja tiene más memoria que yo!-De inmediato Doña  Ana me dice….Ya tu háblate con “Nolito”, Tomas y Vicente? A ti te falta Agustín y Paco! Eso son de los primeros que vivimos en “Jobo Panó” que también le decían la “20” por allá por los “4 caminos” antes de llegar a Cabeza de Toro. Nosotros nos encontramos un señor que nos dijo, que nos mudáramos para acá (Doña Ana se refiere a su actual vivienda próximo al cruce de Punta Cana) porque por aquí iba a haber una “pista” y yo le decía, mira “chicho” deja de ta’ de jablador que nadie va a hacer una pista por to’ e’to monte. Yo Salí de Yasica (Distrito de Puerto Plata) en el 1972 y vine aquí porque to’ e’to era libre….Pué claro…uted ponía una “trocha” por ahí, otra por aquí y ya eso era suyo, Kosovo entero era de nosotros. A  e’to antes le decían “Los Americanos” y ahora dizque le dicen “Verón”. Yo trabajaba por allá por donde le decían “los indios” y tenía un conuco de 25 tareas que salía allá “al divorcio” (Antiguo bar que estaba en Verón próximo al destacamento de la PN) Yo trabajaba mucho pa’mantener mis hijos porque a mi Marido le gustaba “el romo” y yo le compraba a mis muchacho sus zapaticos y sus ropitas…Yo era una “avispita” sembraba tabaco y cuando lo pesaba no le decía a mi marido cuanto quintales dio, porque lo quería gobernar, yo empecé a trabajar para mi…la primera gente que se vio con 300 pesos fui yo, que eso eran 6 quintales  y de ahí me mude pa’ca.

Yo estaba con la boca abierta…Que Doña Ana, que aun a sus 79 años le gusta hablar! Y lo que se reía contando sus historias! Le pregunte… Doña Ana que fue lo que más le gusto de esa época? Me miro a los ojos fijamente y me dijo…”Se trabajaba mucho pero se vivía bien, porque uno hacia hornos, vendía carbón, no tenía que estar afanando tanto! Aquí estábamos “Francisco Boco”, Pedro Carpio, el alcaide Charamuco , Eligio Santana, su hermano y Américo Cruz. A mí me gusto ese tiempo, yo vivía feliz, usted se acostaba a dormir en su ranchito de cana  nadie le iba a robar, u’ted salía con cuarto y nadie se lo quitaba, ahora si usted anda con cuarto e’ malo, si anda bonito e’ malo, u’ted no puede sacar un peso donde lo vean, esa vida de ante yo no la cambiaría por e’ta, yo quisiera que volviera!

Bueno Doña Ana gracias por todo, yo le voy a tirar una foto de su cara.- Así como toy ahora? Ayyy nooo déjeme péiname y ponerme bonita! Y de un salto se paró de su silla de “Guano” entra a su humilde casita y sale peinadita y arregladita para su foto….- Ahora sí, lo único que no me voy a reír porque no tengo diente!

Yo me sonrió, le tiro su foto y le digo…”La belleza Doña Ana no es tanto física sino espiritual, usted es hermosa tal y como es, pero sobre todo una mujer excepcional que supo luchar para salir adelante”…Gracias Doña Ana por su tiempo, Gracias Dona Ana por su historia…..

Fin….

Tagged with:

About Author

Bávaro Digital

Leave a Reply

UA-85720566-1