Toros de la Virgen de la Altagracia: una vieja tradición de mucha fe

Este  14 de agosto los Toros de la Virgen de la Altagracia estarán llegando a La Basílica, junto con los miembros de la Hermandad de los Toreros de la Virgen. Usted se estará preguntando ¿Qué son los toros de la Virgen de la Altagracia? ¿Desde cuándo se ha realizado esta actividad? ¿Donde empezó todo? Así que estamos aquí para ayudarle con esas preguntas.

La Hermandad de los toreros es una vieja institución de Higuey que se originó con el fin de ayudar a contribuir con  la celebración de la Virgen de la Altagracia el 21 de enero, después de su victoria en la Batalla de Sabana Real o La Lomonade, en 1691. Se dice que con el fin de ayudar con estas celebraciones todo el mundo contribuiría con un toro. La hermandad fue creada para recolectar estos animales; sus miebros irían de una granja a otra a reunirlos todos. Esta práctica continuó durante muchos años, hasta que desapareció durante la ocupación de Haití, entre 1822 a 1844. Fue en 1916 cuando esta hermandad fue restaurada.

El segundo período de la Hermandad de los Toros de la Virgen comienza en Higuey en 1916 con el Padre Felipe Sanabia. Pero, fue el Padre Tomás Núñez Cordero quien le dio a esta organización un impulso y la convirtio en lo que es hoy, el tambien fue quien quien estableció en Bayaguana la ofrenda de “Los del Santo Cristo” y es desde allí es donde la procesión sale para terminar en la Basílica de Higuey el 14 de agosto que coincide con la segunda parte de los actos conmemorativos de la Virgen de la Altagracia, ya que es el aniversario de su coronación.

Este año la peregrinación salió de Bayaguana el martes 9 de agosto, y ha estado realizando varias paradas como de costumbre. La primera de ella queda aproximadamente a 12 horas de distancia, y es en La Sierra en Hato Mayor. Al día siguiente, el jueves 11 de agosto fue la segunda parada en La Guajaba, también en Hato Mayor y después a Santa Lucía en El Seibo. Hoy, viernes 12 de agosto llegan a La Enea, en La Altagracia. Mañana estarán en Santana, La Altagracia, donde todos están los toros luego de que los miembros de la hermandad terminaron el proceso de recolección que comenzarón en mayo. Allí todos los miembros de la procesión participan de una misa a las 4 pm dirigido por Mons. Gregorio Nicanor Peña Rodríguez. En cada estación durante la noche se realizan velorios, vigilias, baile de atabales, significando una verdadera fiesta popular donde la religiosidad se mezcla con los valores humanos y la cultura.

Finalmente el domingo 14 de agosto llegarán a Salvaleón de Higüey, La Altagracia a la Basílica de Nuestra Señora de la Altagracia alrededor de las 10:00 am donde el cura bendice a los toros y de todos los presentes. Cada año estos toros son entregados a la Diócesis de La Altagracia y se subastan en la Feria Agrícola en la Región Este, donde el dinero recaudado se utiliza el para el trabajo social realizado por la iglesia. El año pasado se donaron 306 toros.

Esta peregrinación se convierte en un testimonio de la fe, ya que la gente caminando y viajando estas distancias desafían cualquier contratiempo con el fin de llegar a su destino. Es algo que se ve muy a menudo en nuestro país, debido a nuestra fe y devoción a la Virgen de la Altagracia. Es esta fe que nos lleva a pedir favores y ayuda; ir a Higuey es sólo una manera de agradecer a nuestra Virgen Madre por su bondad para con nosotros.

Siempre es interesante aprender algo nuevo, y más aún cuando se trata de nuestra cultura. Usted puede unirse a esta celebración e ir a Higuey este fin de semana y asistir a las festividades. ¡Esta a tan sólo 20 minutos de distancia! También hay una exposición en el Museo de la Altagracia, “Camino al Santuario” de Cristóbal Rodríguez , que ilustra algunas de los eventos y festividades mencionadas aquí y más. ¡No se la puede perder mientras este allí! Además, un documental producido por Larimar Films, “Camino a Higüey” pronto estrenará el 1 de septiembre que sigue esta peregrinación y presenta historias de algunos de los devotos.

Marlenys Guzmán Castaños

bulls-2

Compartir