Sugieren las altas temperaturas en el tratamiento de agua para evitar producción de bacterias

thumbnail_ramon-a-carabeo-mientras-imparte-la-charlaBÁVARO, PUNTA CANA.- La calidad del agua depende de los materiales que se utilizan para el suministro del preciado líquido y de la temperatura de la misma, así lo informó Ramón A. Carabeo, representante  de la empresa Viega, líder en plomería, calefacción y tubería.

Carabeo, destacó las ventajas en el ahorro de energía y soporte para altas temperaturas que ofrecen sus sistemas de recirculación y conexión, sugiriendo que la temperatura que debe tener el agua para evitar la producción de la bacteria Legionella es de 150 a 172 Fahrenheit,

Carabeo, hizo énfasis en los efectos de la baja temperatura del agua, lo que puede producir la bacteria Legionella, que produce daños en los pulmones y causa muerte.

Enfatizó la importancia que es para los hoteles proteger a los huéspedes de esta peligrosa bacteria, aunque aclaró que no es muy conocida de la población. La información fue ofrecida durante la charla titulada “Calidad de agua en hoteles”, que ofreció la XXX Exposición Comercial de ASONAHORES.

El representante  de la empresa Viega mostró a los asistentes los  productos que distribuyen esa firma, tales como tubos y conectores, y su funcionamiento.

La charla fue auspiciada por Cerraduras Nacionales, con el objetivo de concientizar sobre la calidad de agua en las edificaciones modernas y sobre todo hoteles.

Compartir