27 de Marzo, día mundial del teatro

El Día Mundial del Teatro, fue instituido en 1961 por el Instituto Internacional del Teatro (ITI), es celebrado cada 27 de marzo por los Centros ITI y la comunidad teatral internacional.

Eventos teatrales son organizados en todo el mundo, para conmemorar esta ocasión, siendo uno de los más importantes la circulación del Mensaje Internacional del Día Mundial del Teatro, a través del cual, por invitación de ese instituto, una figura de talla mundial comparte sus reflexiones sobre el tema teatral y una Cultura de Paz.

Este mensaje se traduce en más de 20 idiomas y siempre se espera que sea leído por decenas de miles de espectadores antes de las presentaciones en teatros de todo el mundo e impreso en cientos de diarios.

El primer mensaje internacional para celebrar este día fue escrito por el francés Jean Cocteau, en 1962.

Primero fue en Helsinki, y luego en Viena, en el 9º Congreso Mundial del ITI, en junio de 1961, que el Presidente Arvi Kivimaa propuso en nombre del Centro Finlandés del Instituto Internacional de Teatro que este día fuera instituido. La propuesta, respaldada por los centros escandinavos, se realizó por aclamación.

Desde entonces, esta fecha la celebran en muchas y variadas formas los Centros Nacionales del ITI, de los cuales en la actualidad hay casi 100 en todo el mundo.

Proclama de este año, del Instituto Internacional del Teatro-ITI de la UNESCO,  expresa lo siguiente:

“El Instituto Internacional del Teatro-ITI de la UNESCO me ha honrado con su petición de realizar este mensaje en la conmemoración del 50 aniversario del Día Mundial del Teatro. Voy a dirigir estas breves consideraciones a mis compañeros del teatro, mis pares y camaradas.

Que vuestro trabajo sea convincente y original. Que sea profundo, conmovedor, reflexivo y único. Que nos ayude a reflejar la cuestión de lo que significa ser humano y que dicho reflejo sea guiado por el corazón, la sinceridad, el candor y la gracia.

Que superéis la adversidad, la censura, la pobreza y el nihilismo, algo a lo que, ciertamente, muchos de vosotros estaréis obligados a afrontar. Que seáis bendecidos con el talento y el rigor necesarios para enseñarnos cómo late el corazón humano en toda su complejidad, así como con la humildad y curiosidad necesarias para hacer de ello la obra de vuestra vida.

Y que sea lo mejor de vosotros – ya que será lo mejor de vosotros, y aun así, se dará sólo en los momentos más singulares y breves – lo que consiga enmarcar esa que es la pregunta más básica de todas: “¿Cómo vivimos?” ¡Buena Suerte!”

Atentamente,

John Malkovich  (Actor, Director de Cine Estadounidense).

Compartir