Así es el nuevo Samsung Galaxy S8, el mejor smartphone visto hasta la fecha

Llevábamos un año esperando para este momento, Samsung acaba de presentar los nuevos Galaxy S8 y Galaxy S8+. Con el objetivo de olvidar el pasado trágico de los Galaxy Note 7, la marca surcoreana nos presenta sus dos nuevos terminales de gama alta en lo que viene a ser la primera revolución real de los teléfonos con Android. Pero no solo eso, cinco años después viene a ser el primer gran cambio en el diseño de los teléfonos de gama alta de Samsung, como podemos ver en la imagen.

Evolución de los teléfonos

Todos los teléfonos de la gama Samsung Galaxy S, desde el lanzamiento del primero en 2010, han contado con la botonera física típica de los teléfonos de la marca. Además, el diseño ha sido muy similar en todos estos teléfonos desde el lanzamiento del Galaxy S3, pero con la nueva tendencia por parte de los fabricantes a reducir los marcos e introducir pantallas de gran diagonal sin aumentar el tamaño del teléfono, Samsung se ha visto obligada a realizar grandes cambios en el diseño de sus nuevos smartphones.

Pantalla curva, sin marcos y sin botones físicos

Ya lo habíamos visto en una gran cantidad de filtraciones, pero ahora podemos confirmar que todo lo publicado era real. Los nuevos teléfonos Galaxy S8 y Galaxy S8+ se diferencian únicamente en el tamaño de sus diagonales, pero el diseño es exactamente igual. Como vemos en la parte frontal, la marca nos presenta una pantalla curva, motivo de la desaparición de la gama Edge, sin marcos y sin botones físicos.

El Galaxy S8 llega con una pantalla de 5,6 pulgadas, mientras que el Galaxy S8+ crece hasta las 6,1 pulgadas con resolución Quad HD+. Este año, el LG G6 abría la veda de los paneles con esquinas redondeadas y Samsung no ha querido ser menos, añadiendo esta característica a sus nuevos flagships. Por el momento, ya hemos visto una pantalla curva con esquinas redondeadas en el frontal, pero… ¿Y los botones físicos?

Otra de las grandes novedades es que Samsung ha preferido prescindir de los botones físicos para reducir el tamaño del terminal a la par que aumenta el tamaño de pantalla. El lector de huellas para desbloquear el teléfonos pasa a estar en la parte trasera, junto a la cámara, una ubicación que a priori parece no ser una de las mejores decisiones del fabricante si queremos evitar que la lente se ensucie accidentalmente.

La potencia llega de la mano del Exynos 8895

Como siempre ocurre en la gama alta de Samsung, los procesadores son una parte esencial de sus teléfonos. Los surcoreanos quieren ofrecer la máxima potencia sin poner en riesgo la autonomía del teléfono, por eso en los Galaxy S8 veremos los nuevos procesadores Exynos 8895 y Qualcomm Snapdragon 835, en función del mercado.

Los últimos datos del Exynos 8895 ya sorprendieron. Con una construcción de ocho núcleos sobre una litografía de 10 nanómetros, nos ofrecen cuatro núcleos de diseño propio conocidos como Exynos M2, basados en Cortex A73, y otros cuatro basados en Cortex A53; los primeros se moverán a una velocidad de reloj de 2,5 GHz, mientras que los Cortex A53 se quedarán en 1,7 GHz.

Rendimiento Samsung Galaxy S8 Exynos

Pero, donde realmente notaremos la diferencia será en la autonomía, y es que Samsung promete un ahorro energético de un 40% con respecto al Snadpragon 821, aumentando la potencia hasta un 27% por encima de éste. Pero la pregunta del millón es si notaremos grandes diferencias entre los teléfonos con Exynos 8895 y Snapdragon 835.

Aparentemente no debería ser así. Samsung siempre ha utilizado este modelo de procesadores y las diferencias son prácticamente imperceptibles, algo que sobre el papel con el Snapdragon 835 debería mantenerse. El procesador de Qualcomm llega con 8 núcleos sobre la arquitectura Kyro: cuatro de ellos a 2,45 GHz y los otros cuatro funcionarán a una frecuencia de reloj de 1,9 GHz.

En cuanto a almacenamiento y memoria RAM no encontramos grandes evoluciones. Tanto el Galaxy S8 como el Galaxy S8+ llegan en una única versión con 64 GB de almacenamiento interno que podremos ampliar con una tarjeta microSD. Por su parte, los nuevos smartphones llegan con 4 GB de memoria RAM.

Pantalla 5,6 pulgadas / 6,1 pulgadas (Modelo Plus)
Resolución Quad HD+
Tecnología Super AMOLED
Procesador Exynos 8895 / Snapdragon 835
Memoria RAM  4 GB
Almacenamiento 64 GB
Batería 3.300 mAh
Conectividad USB-C, WiFi 802.11ac, Bluetooth 4.2, jack para auriculares
Cámara principal 12 MP Dual Pixel
f1.7
Cámara frontal 8 megapíxeles con autoenfoque f1.7
Extras Lector de huellas dactilares y escáner de iris
Resistencia a agua y polvo IP68
Samsung DeX
Batería 3.000 / 3.500 mAh (Plus)

 La cámara sigue siendo importante para Samsung

Si los Galaxy S7 ya montaban una de las mejores cámaras del mercado, los Galaxy S8 no podían ser menos. El fabricante surcoreano sigue sin apostar por un doble sensor como vienen haciendo marcas como Huawei o LG, pero no por ello pierden calidad en este aspecto. La cámara principal de los Samsung Galaxy S8 es un sensor de 12 megapíxeles con tecnología de enfoque Dual Pixel, que veíamos por primera vez en el Galaxy S7.

Cámara del teléfono

Con esta tecnología, cada píxel cuenta con dos fotodiodos en lugar de uno, por lo que cada uno de ellos se puede utilizar para la detección de fase, lo que permite un enfoque automático de un gran velocidad incluso en condiciones de poca luminosidad. La apertura focal, tanto en la frontal como en la principal, es f1.7, por lo que seguiremos pudiendo hacer grandes fotos en cualquier tipo de condición.

La cámara frontal tendrá todavía más importancia en este terminal y aumenta su resolución hasta los 8 megapíxeles. De hecho, se convierte en la primera cámara frontal del mercado que cuenta con autoenfoque; es decir, al detectar los rostros los enfocará para obtener el mejor resultado posible.

Samsung Dex, la apuesta por la productividad

Los nuevos terminales, gracias a la potencia de su procesador y la adopción de la conexión USB-C, podrán utilizarse prácticamente como si de un ordenador de escritorio se tratase gracias a Samsung DeX. Es posible que muchos recordéis el Continuum de Windows 10 Mobile, que mostraba un escritorio con aplicaciones al conectar el teléfono a una pantalla; el funcionamiento de Samsung DeX es realmente parecido.

Para esto será necesario un accesorio similar al dock que vendía Microsoft, que ahora conocemos como Samsung DeX y que dispone de dos puertos USB 2.0, puerto Ethernet y posibilidad de carga inalámbrica. Al conectar el teléfono, se habilitará una suerte de modo de escritorio, similar a lo que nos encontramos al usar una tablet Android, donde podremos ejecutar las aplicaciones que tengamos instaladas en el teléfono.

Continuum de Samsung

Por supuesto, no podemos dejar de mencionar otras características que incluye el teléfono, como el desbloqueo con reconocimiento de iris, algo heredado del pasado Galaxy Note 7. Además, es resistente al polvo y al agua, contando con la certificación IP68, y el teléfono incluirá unos auriculares firmados por la prestigiosa marca AKG.

Precio y disponibilidad

Tendremos que esperar cerca de un mes para adquirir los nuevos Samsung Galaxy S8, que se pondrán a la venta el próximo 21 de abril. El precio se encuentra dentro de lo que solemos ver en los lanzamientos de Samsung y podremos adquirir el Galaxy S8 por 799 euros, mientras que el modelo Plus llega hasta los 899 euros y para disfrutar de Samsung DeX será necesario desembolsar 149 euros más.

Tagged with:

About Author

Bávaro Digital

Leave a Reply

UA-85720566-1