EEUU REVISARÁ TU HISTORIAL EN REDES SOCIALES PARA CONCEDERTE UN VISADO

Si estás solicitando o vas a solicitar un visado para entrar en Estados Unidos, el gobierno podría revisar tu historial en redes sociales. El Departamento de Estado del país pretende ejercer un control sobre los medios sociales de las personas solicitantes de visado. El requisito, que supuestamente no se aplica a una nacionalidad concreta, afectaría a cualquier extranjero que merezca una revisión adicional en relación con el terrorismo u otras incompatibilidades relacionadas con la seguridad nacional.

Los solicitantes de visado para Estados Unidos tendrían que dar sus direcciones de correo electrónico, números de teléfono o apodos utilizados en sus redes sociales en los últimos cinco años, así como una revisión de su actividad en las mismas, e información sobre sus vidas en los últimos 15 años (dónde han trabajado, a dónde han viajado…). Al menos, el gobierno no exigiría revelar las contraseñas, y no cambiaría el nivel de privacidad en sus cuentas de redes sociales.

Así mismo, estos solicitantes tendrían que dar los nombres y fechas de nacimiento de sus hermanos, hijos y cónyuges actuales o pasados. Una serie de requisitos que no habían sido exigidos hasta el momento en Estados Unidos. Es cierto que desde hace un año las autoridades migratorias pedían datos sobre sus redes sociales a algunos extranjeros llegados al país a través de los puestos fronterizos, pero es la primera vez que se les solicita toda esta información.

La supuesta norma formaría parte de la política de gobierno estadounidense, en su intento por intensificar la indagación en torno a inmigrantes y visitantes del país. El propio presidente Trump ha hablado (según Mashable) de una “investigación extrema” de inmigrantes y visitantes a Estados Unidos, aprovechando para atacar a varias naciones de mayoría musulmana.

De hecho, a los pasajeros que despegan de aeropuertos en naciones de mayorías musulmanas se les ha prohibido también utilizar sus ordenadores portátiles en los vuelos. El pasado mes de marzo, el presidente Trump también firmaba una orden ejecutiva que prohibía adquirir nuevos visados estadounidenses a ciudadanos de Libia, Irán, Yemen, Sudán, Somalia y Siria.

Ahora, ante esta nueva norma, el gobierno estadounidense tendrá que decidir antes del 18 de mayo (a través de la Oficina de Gestión y Presupuesto) si se hace vigente. De ser así, el Departamento de Estado del país calcula que la norma afectaría a unas 65.000 personas solicitantes de visado.

Compartir