El Día de Acción de Gracias fue proclamado oficialmente por el presidente Lincoln en 1863, para ser celebrado el último jueves del mes de Noviembre. En 1941 el Día de Acción de Gracias fue declarado oficialmente, por el Congreso de los Estados Unidos un día festivo, a celebrarse el cuarto jueves del mes de Noviembre.

El día de Acción de Gracias es una festividad que se celebra todos los años en Estados Unidos y Canadá, en la que las familias se reúnen en torno a un gran pavo el cuarto jueves de noviembre, que este año cae el 27 de octubre. Pero, ¿por qué se celebra este día?, ¿a qué se debe la tradición?, ¿cuándo se convirtió en un día festivo nacional? Te damos todas las respuestas.

LA HISTORIA DE ‘THANKSGIVING’

En 1621, un grupo de colonos de Plymouth, actual estado de Massachussetts, compartieron una comida con los indios wampanoag para celebrar la cosecha del otoño. Durante más de dos siglos, el día de Acción de Gracias se celebró en las colonias y estados, aunque no fue hasta 1863 cuando -en medio de la guerra civil-, el entonces presidente Abraham Lincoln proclamó ‘Thanksgiving’ como un festivo nacional que se celebraría cada noviembre.

Mucho antes, en septiembre de 1620, el barco llamado ‘Mayflower’ salió de Inglaterra llevando a 102 pasajeros bajo la promesa de prosperidad y tierras en el nuevo mundo. Después de un viaje de 66 días, llegaron a Plymouth donde comenzaron la construcción de una aldea.

El primer invierno en Plymouth fue muy duro y sólo lograron sobrevivir la mitad de las personas que habían viajado a bordo del ‘Mayflower’. En marzo, los colonos que aún estaban vivos recibieron la visita de un indio abanaki, que volvió a los pocos días con un miembro de la tribu pawtuxet, Squanto, que enseñó a los supervivientes -debilitados por la desnutrición y la enfermedad- a cultivar maíz, pescar y evitar las plantas venenosas.

Squanto también ayudó a los colonos a forjar una alianza con los wampanoag, una tribu local, que duraría más de 50 años y sigue siendo uno de los pocos ejemplos de armonía entre los colonos europeos y los nativos americanos, según ha publicado el portal ‘History’.

En noviembre de 1621, después de que la primera cosecha de maíz de los colonos resultase exitosa, el gobernador William Bradford organizó una fiesta de celebración e invitó a un grupo de aliados nativos americanos, en el que se convertiría en el primer día de Acción de Gracias de la historia y que llegó a durar tres días.

En 1817, Nueva York se convirtió en el primer estado que adoptó oficialmente una fiesta anual de Acción de Gracias. Aunque no sería hasta 1863, cuando Lincoln designó Acción de Gracias como festivo nacional.

POLÉMICA SOBRE EL ORIGEN

Algunos estudiosos creen que los orígenes de Acción de Gracias se remontan a fechas anteriores a 1621 y lo datan en 1565, cuando el explorador español Pedro Menéndez de Avilés invitó a los miembros de la tribu local timucua a una cena en St. Augustine, Florida, después de la celebración de una misa para agradecer a Dios la llegada segura de su tripulación.

El 4 de diciembre de 1619, cuando 38 colonos británicos llegaron a  Berkeley Hundred, en las orillas del río James de Virginia, leyeron una proclama que designa la fecha como “un día de acción de gracias a Dios Todopoderoso”.

Además, algunas voces se han levantado en contra de cómo se presenta la fiesta de Acción de Gracias, alegando que la narrativa tradicional pinta un retrato engañoso de las relaciones entre los nativos y los colonos, enmascarando la larga y sangrienta historia de conflictos entre ambos.

Compartir