Infotep rinde reconocimiento a la labor de sus maestros en su dia

0
282

El Día del Maestro es una celebración memorable. Desde hace 79 años acompaña la historia de cada uno de nosotros, dejando una impronta de profundo respeto por quienes, desde las aulas, nos ayudan a definir nuestro futuro profesional y, lo que es más importante, a reconocernos como parte de una empresa colectiva basada en el esfuerzo, la dedicación y la voluntad de echar siempre hacia adelante.

Continuando la tradición institucional, el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional rinde hoy homenaje de reconocimiento a la labor de nuestros facilitadores, sin la cual el avance en el camino de superación de nuestra oferta formativa sería menos expedito.

En esta ocasión hemos querido que el homenaje alcance también a los miembros de las comisiones evaluadoras. Si bien ellos no participan en el proceso de formación, tienen a su cargo la delicada tarea de validar la calidad de los conocimientos, destrezas y habilidades adquiridos por los participantes en las diferentes modalidades de formación que ofrece el INFOTEP para obtener los títulos de técnico y maestro técnico.

Cuando en el 2014 llegamos a la dirección general del INFOTEP, lo hicimos convencidos de la relevancia para el desarrollo socio-económico, político y cultural del país, contar con un capital humano en capacidad de afrontar los retos cotidianos y de largo alcance del mundo globalizado. A este propósito no le hemos dado ni un minuto de tregua.

En esa línea de acción, hemos sometido el modelo pedagógico al permanente escrutinio interno, mientras a la par abrevamos en otras experiencias de formación técnico profesional, como son las del País Vasco, España, y la de Finlandia. Con especialistas y responsables directos de ambos países discutimos, en un dinámico intercambio, la aplicación en la República Dominicana de las metodologías utilizadas en sus respectivos contextos, que les han asegurado el éxito y convertido en referentes de valor internacional.

Hoy podemos decir que los cambiosen nuestras prácticashan impactado de manera constatable en el Sistema Nacional de Formación Técnico Profesional.

Resaltemos, por ejemplo, la mejora en los procesos de evaluación de salida plena, la ampliación de la cobertura, y la institucionalización de la investidura nacional de técnicos y maestros técnicos. Asimismo, mejoramos los objetivos del proceso de evaluación para poder determinar con mayor certeza la eficacia del binomio enseñanza-aprendizaje.

Mención particular merece la ampliación de nuestro banco de pruebas prácticas de diferentes ocupaciones, de las que en la actualidad contamos con 155.Garantizamos asíel óptimo perfil de los egresados y la objetividad, validez y confiabilidad de las evaluaciones. Todo esto se complementa con la edición corregida del libro “Fundamento y guía para la elaboración de pruebas prácticas de técnicos y maestros técnicos”.

Mas el proceso de enseñanza/ aprendizaje es integral o está condenado al fracaso. No cansaremos nunca de repetir que no puede haber buenos egresados sin buenos formadores. Para tener estos últimos, hemos creado el Centro Nacional de Formación Técnico Docente para elevar la cualificación de los formadores en los aspectos técnico, metodológico, administrativo y personal.

Al mismo tiempo, el INFOTEP ha adoptado y fortalecido una serie de medidas que estimulan y reconocen el valor de la función de los facilitadores. Uno de estos estímulos tiene, sobre todo, un alto valor simbólico: el renglón docente del Premio Nacional a la Excelencia en la Formación Técnico Profesional, que este año arriba a su sexta versión.Otros dos son el establecimiento de una escala salarial periódicamente ajustable, y el reconocimiento por antigüedad.

Cuando miramos atrás, nos alborozamos legítimamente de los frutos que vamos acumulando. Mencionemos uno de ellos: el año pasado, dos mil doscientos cuarenta y cinco facilitadores activos participaron en actividades de actualización técnica o metodológica y cuatrocientos sesenta y seis se formaron en la metodología de competencias transversales. Esto supuso la realización de ciento un cursos a nivel nacional. Es decir, un curso cada tres días y medio.

Permítanme ahora referirme a los logros preponderantes obtenidos en esta Gerencia Regional Este.En febrero pasado, el INFOTEP inauguró en esta Gerencia Regional la Escuela de Hotelería, Gastronomía y Pastelería de Higüey, un verdadero hito en la historia de realizaciones de nuestra institución.

No nos detendremos a describir las características físicas de esta obra, de todos conocidas. Sí queremos resaltar su importancia para un sector de nuestra economía, el turismo, responsable del mayor aporte de divisas y uno de los más dinámicos en la creación de empleos. La calidad del programa docente de la Escuela, iniciado inmediatamente después de la apertura, amplia el horizonte de la oferta hotelera y restauradora de la región y de todo el país.

Además, en esta Regional, el INFOTEP está igualmente embarcado en la construcción de un edificio de aulas y talleres, localizado en La Romana, cuya terminación está prevista para julio próximo.

El vuelo de pájaro sobre nuestros logros generales y los particulares de la Gerencia RegionalEste, refuerza nuestro convencimiento de que el futuro institucional es auspicioso.

El fundamento de nuestro optimismo es el claro compromiso institucional con una visión de país alineada con las políticas de desarrollo, justicia social, bienestar colectivo y equidad que propugna el gobierno del presidente Danilo Medina.

Al unirnos a la celebración del Día del Maestro, que coincide con el natalicio del profesor Juan Bosch, maestro de la literatura, de la política y de la democracia, queremos rescatar una frase del vasto idearioboschistaque todos y todas deberíamos incorporar como divisa a nuestras vidas:

“El destino de cada uno está en la educación que se le haya dado. Para que su conducta sea buena, el hombre tiene que ser mejor educado”.