El cerro de Monserrate, símbolo por excelencia de Bogotá.

0
815

Al levantar la mirada desde cualquier punto de la ciudad, es imposible no toparse con aquel cerro que desde sus 3.152 metros a nivel del mar, vigila a Bogotá.

Por: Explorando con Bávaro Digital

La vista que desde Monserrate  se tiene de Bogotá, la fe que evocan su Santuario y cada piedra que fue puesta en el lugar con dicho propósito, Sus peregrinos, sus jardines y fuentes, su gastronomía, sus bosques de niebla, sus atardeceres, sus noches estrelladas y su luna majestuosa hacen única la experiencia de visitar Monserrate.
En el interior se encuentra El Señor caído de Monserrate y el lugar donde se encuentra ubicado, encierra  muchos misterios y se centra en las creencias, ritos y milagros que muchas personas le atribuyen. Entre esas historias está la de aplacar las sequías, evitar los temblores, calmar la violencia, bendecir a los novios y curar a los enfermos entre otras muchas más.

El señor caído de Monserrate a través del tiempo se convirtió en el patrono de los Bogotanos quienes día a día suben en los diferentes medios de transporte  buscando la  paz y el sosiego a todos sus problemas y sobretodo rogando devotamente o  dando gracias por los favores recibidos.
En el templo también podremos encontrar la Virgen Negra de Monserrate. La misma regreso a Bogotá después de trescientos cuarenta años de ausencia, y le dio nombre al cerro tutelar de la capital y que había desaparecido en circunstancias misteriosas. La imagen de Nuestra Señora de Monserrate, fue donada a Bogotá por los monjes benedictinos de la abadía de Monserrat, en España, es una réplica de la que se venera en aquel Santuario.

En el fondo del templo, en un camarín especial, la hermosa y venerable imagen del “Santo Cristo Caído a los azotes y clavado en la cruz”, preside silenciosa la gigantesca y constante peregrinación de sus devotos. #explorandoconbavarodigital

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

#explorandoconbavarodigital