El pasado viernes nos enteramos de que el dirigente chóferil Pedro Eddy Samboy, fue arrestado en virtud de una orden de arresto que existía en su contra.Muchos seguidores y amigos del dirigente chóferil han señalado que dicho arresto ocurrió un día después de que un periódico semanario local, publicara un artículo donde hacía referencia a casos “inconclusos” a los cuales, según dicho semanario, las autoridades no le habían dado respuestas.

Por: Ángel Fernandez/ Especial para Bávaro Digital

Luego de nosotros enterarnos del arresto y de tomar conocimiento de la preocupación de gran parte de la población, como medio responsable, hicimos una investigación consistente en determinar que pruebas tenían las autoridades para que en este momento, luego de que Pedro Eddy Samboy se inscribiera como precandidato a vocal por el distrito municipal Verón Punta Cana, decidieran arrestarlo por el caso de Juan Rosario alias “caballito”.

Al ver el expediente pudimos verificar que las pruebas que hasta el momento tenían las autoridades, son las mismas pruebas que tiene desde hace casi un año de haber iniciado la investigación del supuesto “homicidio” de Juan Rosario “caballito”, quien en vida fue un gran amigo de Pedro Eddy Samboy.

¿Cuáles son las pruebas?

En el expediente existen 5 interrogatorios, de los cuales dos son de gran importancia, y son las declaraciones dada por las primeras dos personas en encontrar el cadáver de Juan Rosario “caballito”, quienes en resumen dicen que encontraron el autobús que manejaba Juan Rosario “caballito” en el bulevar turístico, que dicho autobús se encontraba encendido, y que decidieron entrar, ya que caballito estaba desaparecido y lo buscaban. al entrar a dicho autobús se encontraron con el cadáver de caballito colgando de una soga que daba al maletero del autobús.

Estas dos personas, los primeros en ver la escena, dan la voz de alerta, y momentos más tarde, llega Samboy,  quien buscaba a su amigo desesperadamente y al llegar le dan la noticia de que el cadáver de su amigo caballito se encontraba en el interior del autobús. Samboy, llorando entra al autobús y desamarra a su amigo.

Otra de las pruebas que existe, es una experticia de planimetría, donde quien la hace concluye que según la altura del autobús y la altura del occiso, era “poco probable” que se tratara de un suicidio. Esta experticia crea dudas pues solo concluye que es poco probable, es decir que existe la posibilidad de que se trate de un suicidio. en fin, no es concluyente.

También se cuenta con la autopsia donde se establece que se trata de una muerte violenta, algo que nosotros entendemos acorde, ya que toda muerte por ahorcamiento es violenta. En dicha autopsia no se señala rasguños ni golpes.

Dentro de las pruebas existe una supuesta nota suicida, que luego de ser analizada, dice que no se trata de las mismas letras de caballito. Esta experticia no dice de quien escribió la supuesta nota suicida. es decir, tampoco es concluyente dicha nota.

Al nosotros ver las pruebas y el relato de los hechos, pudimos ver que no existe dentro del expediente una sola prueba que vincule a Pedro Eddy Samboy con el hecho que le imputan. Por todo esto podemos concluir que Pedro Eddy Samboy no es más que una víctima del poder mediático, ejercido por una prensa local que con su acoso continuo, “pidiendo justicia”, provocaron que las autoridades realizaran un arresto al día siguiente de su última publicación, de tantas que hicieron, sobre el caso de juan rosario “caballito”.

Es función del periodista, buscar la verdad y de buscar justicia, pero también es función del periodismo veraz y justo, no permitir que se violen los derechos de las personas.

El periodista debe saber que la vida es el primero de los derechos que son resguardado por nuestra constitución y que el segundo es el derecho a la libertad, por lo que cuando un medio de comunicación de manera continua, insinúa y acosa para provocar que una autoridad haga un arresto, con esto se convierte en una especie de autor intelectual de violar el principio de la presunción de inocencia y con ello extermina el derecho constitucional de la libertad de las personas.

Por todo lo anteriormente señalado, podemos concluir queS es víctima del poder mediático que lo perseguía hace algún tiempo, y que él ingrediente que provocó que dicho periódico publicara el artículo “muertes de Jhon Ciprian y Caballito, tareas inconclusas de las autoridades altagracianas”, es el ingrediente político, pues se conoce que este medio de comunicación tiene una campaña de descrédito en contra del director municipal de Verón, Punta Cana, de sus seguidores y aliados.