Apresan a exfiscal y policías que ponían drogas en Villa Vásquez

0
402
El juez de la oficina Judicial de atención permanente del distrito de Monte Cristi, César Darío Núñez, dictó seis meses de prisión como medida de coerción a la exfiscal Carmen Lisset Núñez Peña y a cuatro agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), acusados de poner drogas en una peluquería en el municipio Villa Vásquez.
Nacionales / Bávaro Digital.
Monte Cristi, RD.- La exfiscal Núñez irá a la cárcel de Rafey Hombres, en Santiago, mientras que el mayor de la Policía, Víctor Ignacio Encarnación Cuevas; el capitán Juan de Dios Heredia Martínez y los cabos Adan Mauricio Rodríguez Pichardo, de la Policía, y Juan Antonio Arias Peguero, y la Fuerza Aérea Dominicana, cumplirán la pena en la cárcel de Rafey Hombres.

El ministerio público, así como la parte acusadora, habían solicitado un año de prisión como medida de coerción para todos los implicados en este caso.

El conocimiento de la medida inició a las 11:00 de la mañana y concluyó pasadas las siete de la noche. En todas las horas que duró la audiencia los familiares de las víctimas, permanecieron en los alrededores del palacio de justicia de Monte Cristi, en espera de la decisión.

El abogado de la parte demandante, Félix Portes, dijo estar de acuerdo con la decisión del juez, pese a que había solicitado un año de presión.

El jurista expresó que ese tiempo es suficiente para que el ministerio público termine de instrumentar bien el expediente, el cual está en una fase avanzada.

Miembros de la Policía conducen a la exfiscal y a los oficiales de la DNCD de retorno a la cárcel.

Otoniel Gutiérrez, propietario de la barbería, dijo estar satisfecho con la decisión del tribunal y llamó a la sociedad a estar vigilante, para que no se le otorguen privilegios a los imputados, como sucede con personas que tienen influencias.

El 3 de agosto.
El pasado día 3 de este mes circuló en las redes un video donde se ven a los imputados colocando drogas en una barbería de Villa Vásquez, a la que habían llegado con el propósito de hacer un allanamiento, para lo que disponían de la autorización de un juez.