Se evalúan planes sociales del Gobierno que evidencia innovación en la protección social

0
551

Los resultados de la Evaluación de Impacto al Programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) demuestran un alivio de la pobreza corriente, mejora la nutrición y la salud de niños y aumenta la inscripción y la escolaridad de menores de edad.

Sociales / Bávaro Digital

Santo Domingo, RD.- El estudio fue realizado por el Center for Effective Global Action (CEGA), de la Universidad de California Berkeley, con apoyo técnico y financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el período enero 2016- agosto 2019 y arrojó además, que las familias intervenidas por la iniciativa social aumentaron su inversión en educación, salud y alimentación y que mejoraron sus capacidades y oportunidades para la vida y el trabajo.

También, han demostrado ser menos propensos a ser afectados por la violencia de género, intrafamiliar y embarazos en adolescentes.

Al referirse a la investigación que lideró Seth Garz, la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, evidentemente emocionada y satisfecha, dijo que es la primera vez que el trabajo de un funcionario público, sometido al escrutinio electoral, se sometía a una evaluación de ese tipo, pero sobre todo consciente de que los resultados tendrían que ser presentado en pleno proceso electoral, lo que calificó como un atrevimiento político.

“Lo hicimos de esa manera , porque creemos en el trabajo que hemos venido realizando; porque siempre estamos en la disposición de actuar libres de politiquería barata y populismo, y con responsabilidad, valentía y el firme deseo de hacer las cosas bien; ideales que deben guiarnos en un mundo que sucumbe con tanto facilidad a la mentira en la política”, dijo la Vicepresidenta Cedeño de Fernández.

Hizo énfasis en dos aspectos que considera importantes en la evaluación: el impacto a los programas que el Gobierno implementa que les permite comparar las familias que reciben las transferencias monetarias con aquellas que no tienen los beneficios y sus avances en materia de educación, salud y los demás componentes sociales de Prosolis.

El segundo aspecto es que de 21 indicadores que se investigaron, 18 presentan grandes resultados, que asegura son determinantes en la movilidad social de las familias que forman parte del programa.

Estos dos puntos sirven para la sostenibilidad política, mejorar e diseño de esos tipos de programas y generar consciencia entre el costo y el beneficio de las acciones .

“Lamento que algunas figuras políticas adopten un discurso vacío de asistencialismo o falta de institucionalidad de estos programas de protección social que tienen vocación de lucha contra la pobreza”. (Margarita Cedeño de Fernández Vicepresidenta de la República).

De su lado, el representante del BID, Miguel Coronado, dijo que estos programas de transferencias monetarias se han convertido en un eje importante de la protección social de la región, con más de 20 años de existencia y funcionan en más de 18 países y benefician a más de 137 millones de personas, logrando sus sostenibilidad, replicabilidad y éxito.

Gracias a estas evaluaciones se ha demostrado que esta clase de programas aumentan el consumo, alivian la pobreza corriente, mejora la nutrición y la salud de niños y incrementa la inscripción y la escolaridad.

El estudio muestra que el programa de transferencia monetaria sigue siendo efectivo y lo más importante, que está mejorando las vidas de los beneficiarios en diferentes ámbitos, contribuyendo a la generación y construcción de capital humano entre los más necesitados y jóvenes e impacta en la nueva expectativa que se tiene sobre la pobreza.

Los resultados ratifican la importancia de contar con evidencias sólidas y rigurosas para la toma de decisiones.

Por todo lo anterior reconoce la importancia de la evaluación de Prosoli en siete provincias: Azua, el Santiago, San Juan de la Maguana, Barahona, Bahoruco y el Gran Santo Domingo.

Aplaude el compromiso de Cedeño de Fernández y su equipo por someterse a este tipo de evaluaciones, compartir los resultados y estar abierta a las oportunidades de mejoras. Reitera su interés de seguir ayudando al gobierno en el desarrollo de ese tipo de iniciativas.

“Las evaluaciones de impacto son claves y fundamentales para medir y ajustar los resultados, valorar su progresión e impacto, así como herramientas indispensables para la formación de políticas públicas, basadas en evidencias, contribuyendo la rendición de cuentas a la transferencia y resultados de impacto en beneficio de la población más necesitada y que es atendida, a través de esta clase de programas”, indica Coronado.

Recomendaciones

Los responsables de la evaluación hicieron ocho recomendaciones políticas para el Prosoli

Mantener, reforzar y enfocar el acompañamiento a los trabajadores comunitarios para asegurar que las informaciones sobre las reglas del programa lleguen a todos sus miembros.

Continuar fortaleciendo la conexión entre Prosoli y otros organismos públicos y privados, para ampliar la red de servicios que reciben las familias.

Considerar el incremento del monto de las transferencias y asegurar la continuidad del estipendio, en especial a los hogares que se encuentran en pobreza extrema.

Actualizar los registros administrativos de los hogares, porque un número sustancial de hogares no pudo ser localizado.

Fortalecer el apoyo y los incentivos para los trabajadores de primera línea.

Considerar complementar los trabajadores voluntarios.

Investigar si la alta rotación de los trabajadores comunitarios en la evaluación es representativa del programa en general.

Animar más participación de los participantes del programa en asistir a las capacitaciones vocacionales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.