El Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de La Altagracia condenó a 30 años de prisión y una indemnización de diez millones de pesos a un mecánico encontrado culpable de la desaparición, asesinato y posterior ocultamiento del cadáver de una menor en un suceso ocurrido el 30 de noviembre del 2017 en el sector Mamá Tingó de esta ciudad.

Los magistrados emitieron la sentencia, encontrando culpable a los nombrados Santos Cedano alias Ángel y Miguel Núñez Espiritusanto, quienes estaban siendo procesados por el asesinato en contra de la menor Rosairy Mayte Gil Rivera de 12 años, un suceso ocurrido en el sector Mamá Tingó.

El tribunal, presidido por la jueza Mercedes Santana Rodríguez, acogió la solicitud de la parte querellante y condenó a Santos Cedano por violación de los artículos 296, 297, 298 y 304 del Código Penal Dominicano.

Santos Cedano aprovechó que la menor se dirigía al colmado, y cuando iba pasando frente a su casa la interceptó y la obligó a entrar, violándola, dándole muerte. Luego escondió el cadáver para lo que se valió de Núñez Espritusanto, quien fue condenado a dos años y una indemnización de 200 mil pesos, tras un año y seis meses batallando el caso en los tribunales.

Los padres de la menor dijeron estar conforme con el dictamen y la labor de sus abogados

Fuente: Listin Diario