Un recluso que guardaba prisión  por violencia de género  murió  luego  que recibiera una  «camisa» de palos en la cárcel  preventiva  de la Policía  Nacional en Higüey.

Por: Manuel Antonio  Vega

HIGÜEY.- Henry Miguel  Sánchez  Alvarado  no resistió el ataque a palos y trompadas dado por reclusos que alegadamente pedían al recluso  pagar la entrada y/o una cuota para ser admitido en el penal.

El hecho  de habría  producido a la 8:50 de la mañana de este lunes,  pero las autoridades se resisten a hablar con la prensa sobre el hecho, que se repiten con frecuencia en la preventiva.

El ataque que terminó  con la vida de Sanchez Alvarado  se habría  producido en momento que se hacía  el pase de lista.

Entró a la preventiva el pasado sábado  15 por agredir a su pareja.