Plaza de la Salud realizará trasplante de hígado en niños

0
401

Lo hará con apoyo de FundaHígadoAmérica, que tiene programa de trasplantes en varios países latinoamericanos. (Fuente Externa).

Salud / Bávaro Digital.

Santo Domingo.- Tener un hijo sano y normal es lo primero que llega a la mente de la madre cuando recibe la noticia de un embarazo. En la gran mayoría de los casos ese deseo se cumple, pero para otras no ocurre así.

En este caso hay una enfermedad congénita con una incidencia en el país entre 7 a 10 por cada 100 mil nacidos vivos. Se trata de la Atresia biliar, definida en la literatura médica como una enfermedad en la que las vías biliares están bloqueadas o se desarrollaron de modo anómalo y obstruyen el flujo de la bilis en los bebés.

Los niños que la padecen tienen que recibir un trasplante de hígado y sus padres tienen tres opciones: verlos morir sin ser trasplantado, emigrar fuera del país a unos costos altísimos, para el país y para la familia, para que reciban el tratamiento médico o ser atendidos en sus propios países.

Así lo asegura el doctor Pedro Rivas, trasplantólogo cirujano, que tiene bajo sus hombros la responsabilidad del programa en su natal Venezuela, con apoyo de FundaHígadoAmérica, una fundación norteamericana sin fines de lucro de la cual es miembro y con la que el presidente del Patronato del Hospital General Plaza de la Salud, Julio Amado Castaños Guzmán, firmó una alianza, para desarrollar un programa de trasplante de hígado en niños.

Los trasplantes son con donantes vivos y tiene como candidatos primarios a los padres.

Rivas dijo que FundaHigadoAmérica opera en los países de la región donde existe una iniquidad en el acceso al trasplante de hígado pediátrico, área de la medicina moderna, debido, entre otras cosas, al alto costo que conlleva el procedimiento y el tratamiento, a la falta de infraestructura, equipamiento y capacitación de personal en esa disciplina.

Con la Plaza de la Salud hace 10 años iniciaron el acercamiento, luego se interrumpió y lo retomaron el pasado año y avanzan en lo relacionado a la estructura hospitalaria, equipamiento, protocolos y capacitación del personal de salud así como recursos económicos con lo que esperan que el gobierno contribuya.

“Y ya estamos bastante cerca de empezar el programa, que esperamos que sea este mismo año”, dijo Castaños Guzmán.

Mercedes Martínez, directora de la entidad y médico pediatra hepatóloga del Presbyterian Morgan Stanley Children’s Hospital, de Nueva York, dijo que no quieren que sea un programa para niños de padres que puedan pagar, sino para todos los niños del país que lo necesiten, porque saben que el que tiene dinero se va a otro lugar a operar a su hijo, por lo que el énfasis es ayudar a los que no tienen esperanza por falta de recursos económicos.

Tampoco, que se trate de un caso o de hacer un operativo, la idea es que se institucionalice el trasplante de hígado pediátrico de donantes vivos, que es un mensaje de esperanza y de compromiso y que el plan pase a ser una actividad.

El programa necesitará de la generosidad de todos los dominicanos y eventualmente del gobierno, para que lo apoye como un programa social.

“Estos programas que son costosos no pueden estar en el hombro de una institución o de un grupo de personas, es algo social y en los países donde ha sido establecido, se apoyan oficialmente”, comentó Martínez.

De su lado, la doctora Isaura Cornelio, coordinadora del trasplante hepático pediátrico del hospital, dijo que los problemas hepáticos son congénitos y que si no tienen el tratamiento adecuado y, en muchos casos, por la complejidad, el trasplante hepático es la opción para evitar que mueran.

Informó que el centro asistencial intenta desarrollar una clínica de hígado para recopilar a esos pacientes y ser el centro de referencia nacional, para darle seguimiento profesional, garantizarles una mejor calidad vida y prepararlos para que esperen un trasplante.

Plaza de la Salud hará trasplante de hígado en niños

El doctor Rivas opina que el poco acceso a los trasplantes obedece, entre otras cosas, al alto costo que conlleva el procedimiento y el tratamiento, a la falta de infraestructura, equipamiento y capacitación de personal en esa disciplina.

La doctora Cornerlio dijo que el hígado es una forma esencial para que el cuerpo funcione adecuadamente y su fallo va a dar síntomas de que el paciente no podrá sobrevivir si no es trasplantada.

La Atresia biliar es el trastorno más común.

  • Los niños inician presentando color de la piel amarillo
  • Aumento del diámetro del abdomen
  • Sangrado a través del tubo digestivo
  • Cambios en la forma y el color de las evacuaciones
  • A nivel de la sangre, pueden presentar alteraciones que indican que su hígado realiza las funciones que normalmente debe realizar.
“La intención es darle seguimiento profesional, garantizarles una mejor calidad vida y prepararlos para que esperen un trasplante”, dice Isaura Cornelio, refiriéndose al tema de la clínica del hígado.
“La intención es darle seguimiento profesional, garantizarles una mejor calidad vida y prepararlos para que esperen un trasplante”, dice Isaura Cornelio, refiriéndose al tema de la clínica del hígado.