Abogados Raúl Corporán y Ramón Abreu con posiciones distintas en relación con el funcionamiento de la justicia virtual.

1
421
Raúl Corporán Chevalier, abogado y exjuez del distrito judicial de La Altagracia.

Higüey. El consultor jurídico del Ayuntamiento del municipio Higüey, Raúl Corporán Chevalier, informó este miércoles que el Colegio de Abogados de República Dominicana ha emprendido una lucha contra la Suprema Corte de Justicia, mediante un recurso de amparo interpuesto ante el Tribunal Constitucional, a fin de que se declaren nulos los reclamentos que ha dictado el Consejo del Poder Judicial para el funcionamiento de la justicia durante la pandemia de COVID-19.

«Han impuesto un procedimiento que a todas lunes es violatorio y atentatorio contra los derechos fundamentales de todos los usuarios del Poder Judicial; estamos los abogados, los imputados, los demandantes, los demandados; todo el mundo está siendo afectado con esta justicia virtual», sostuvo el jurista.

Indicó que la plataforma que ha instalado la Suprema Corte de Justicia «no estaba preparada ni diseñada para soportar todos los cambios que se han querido introducir de golpe y porrazo, que a cada rato colapsa.

Nosotros tenemos un mes que solicitamos dos revisiones de medidas de coerción y esta es la hora que no hemos recibido respuesta de la fecha para la cual se van a conocer; eso también se presta por vía de Internet a privilegios, que privilegien a abogados con fijación de audiencias más rápido que a uno, porque uno no le ve la cara a nadie, o sea, es una justicia impersonal; ellos incluso han eliminado las llamadas, tú llamas a la secretaría de los tribunales y no te responden, no puedes reclamarle nada a nadie, es por vía de Internet y cuando a ellos les da la gana; entonces, eso no es una justicia, eso es un golpe de estado a la justicia» expresó Raúl Corporán Chevalier, quien durante varios años se desempeñó como juez presidente de la cámara penal del juzgado de primera instancia, del distrito judicial de la provincia La Altagracia.

Por su parte, el abogado litigante Ramón Abreu se mostró a favor de la modalidad de audiencias virtuales por entender que tienen sus beneficios, porque motivan a que los abogados tengan que adaptarse a los nuevos tiempos.

Ramón Abreu, abogado y profesor de derecho.

«No podemos abandonar que estamos viviendo en la época de la revolución del conocimiento y la tecnología y para nadie es un secreto que ya todas las actividades se están realizando vía telemática; no podemos hacernos los locos, no es verdad; si yo tengo una audiencia en la Suprema Corte de Justicia, yo estoy aquí (en Higüey), pero estoy evitando levantarme a las cinco de la mañana, me evita tener que tomar un vehículo, los riesgos intempestivos que puedan suscitarse durante todo el trayecto, simplemente, para ir a producir conclusiones en un memorial de casación, si es en la Suprema Corte de Justicia, que es un asunto que usted lo va a hacer en diez minutos, pero si usted sale se Higüey hacia Santo Domingo, regresaría como a las tres de la tarde, y el día se le fue en eso; pero si es de manera virtual la audiencia se hace rápido, y tú tienes todo el día para seguir realizando todas tus actividades de manera normal», explicó el profesional del derecho.

Ramón Abreu, quien además, es profesor de la Universidad Católica del Este, UCADE, señaló que el funcionamiento del sistema judicial de manera virtual tiene sus pros y sus contras; sin embargo, entiende que es una necesidad que obliga a tener que adaptarse a los nuevos tiempos.

«Aquí hay que darles prioridad a los derechos fundamentales, el derecho a la vida hay que preservarlo; no podemos arriesgarnos ante el avance sostenido que viene experimentado la pandemia de COVID-19, entre el derecho al trabajo y el derecho a la vida, se impone el derecho a la vida; y es preferible estar vivo aunque sea en un vaso de agua», precisó el abogado.

1 Comentario

Deja un comentario