Autoridades rusas confirman la muerte del jefe del grupo Wagner, Yevgeny Prigozhin, tras pruebas genéticas

Vanessa Acosta
4 Min Read

Investigadores rusos confirmaron que el jefe del grupo Wagner, Yevgeny Prigozhin, estaba entre las 10 personas que murieron cuando su avión se estrelló el pasado miércoles, después de realizar pruebas genéticas.

 

Prigozhin, quien encabezó un fallido levantamiento contra el Kremlin a finales de junio, había sido mencionado anteriormente como uno de los que estaban a bordo del avión privado, que se estrelló en un campo al noroeste de Moscú mientras se dirigía a San Petersburgo, pero hasta ahora las autoridades no habían confirmado su muerte.

“Como parte de la investigación del accidente aéreo en la región de Tver, se completaron exámenes genéticos moleculares”, se lee en un comunicado publicado en el canal Telegram del Comité de Investigación de Rusia.

“Según sus resultados, se estableció la identidad de los 10 muertos, corresponden a la lista que figura en la hoja de vuelo”, dijo.

También murieron Dmitriy Utkin, un lugarteniente de confianza de Prigozhin desde el comienzo del Grupo Wagner, y Valeriy Chekalov, un alto asistente de Prigozhin. Murieron tres tripulantes.

El sombrío estilo de vida de Prigozhin y el uso de precauciones de seguridad provocaron rumores de que no estaba a bordo. En un homenaje improvisado para él en San Petersburgo, CNN encontró a una pareja que pensaba que la muerte de Prigozhin fue orquestada para permitir que el jefe de Wagner fuera enviado a otras misiones en beneficio de Rusia.

El accidente se produjo dos meses después del intento de motín de Prigozhin contra el liderazgo militar de Rusia.

 

Prigozhin fue una vez una figura esquiva que ganó prominencia después de que su grupo Wagner lograra algunos éxitos poco comunes en el campo de batalla para Rusia en su invasión de Ucrania. Pero se convirtió en un crítico cada vez más estridente de la campaña rusa y su liderazgo.

En junio, Prigozhin y sus tropas de Wagner tomaron sitios militares clave y marcharon hacia Moscú, donde el Kremlin había desplegado tropas fuertemente armadas en las calles. Pero antes de que pudieran enfrentarse, se llegó a un acuerdo que puso fin a la rebelión y envió a Prigozhin y sus combatientes a la vecina Belarús.

Esto marcó el mayor desafío al gobierno del presidente Vladimir Putin en 23 años. También pintó una diana en la espalda de Prigozhin, y algunos expertos especularon que el líder militar era un hombre muerto ambulante.

Aún no está claro qué causó el accidente, pero los funcionarios de inteligencia estadounidenses y occidentales con los que CNN habló creen que fue deliberado. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sugirió el pasado miércoles que Putin podría haber estado involucrado. “No sé con certeza qué pasó, pero no me sorprende”, dijo.

Hasta la fecha, no se ha presentado ninguna evidencia que apunte a la participación del Kremlin o los servicios de seguridad rusos en el accidente. La causa del incidente sigue siendo desconocida y las autoridades rusas han iniciado una investigación criminal.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, negó las afirmaciones de que el Kremlin podría haber estado involucrado en el accidente y calificó tales especulaciones de “mentira absoluta”.

En sus primeros comentarios sobre el accidente, Putin calificó a Prigozhin de “talentoso”, pero dijo que había cometido “graves errores en la vida”. Los dos se conocen desde principios de la década de 1990, cuando ambos ganaron influencia después del colapso de la Unión Soviética.

Rusia parece estar ahora tratando de controlar a grupos como Wagner, con Putin firmando un decreto que ordena que los combatientes paramilitares presten juramento al Estado.

Fuente: CNN

Comparte este Artículo
Deja un comentario