BABYROTTY ES EL GANADOR DE DOMINICANA’S GOT TALENT 2019

0
657

A sus cortos 13 años,  Francisco Amaurys Campusano conocido como “Babyrotty” conquistó con su voz y carisma a todo un pueblo que mediante a votos lo coronó como el ganador de la primera temporada de Dominicana’s Got Talent. 

Farándula / Bávaro Digital

Santo Domingo, RD.- El adolescente fue uno de los 10 actos de la noche, quedando entre los finalistas más votados de la noche junto a la banda musical puertoplateña Yucahú y de la cantante Lorraine Garrido, de Higüey.

El acto final y las coincidencias de una canción.

Babyrotty, acompañado tan solo de un micrófono dinámico y antiguo; logró poner de pie a toda la audiencia de la sala Manuel Rueda de las Escuelas de Bellas Artes con su interpretación de la canción “El triste” del ídolo José José. La misma que, por coincidencias de la vida o conspiración del “universo del talento”, el intérprete mexicano cantó en el II Festival Mundial de la Canción Latina que era un escenario gigantesco que pisaba por primera vez y con el que se ganó el corazón de todo un público iniciando así su gran trayectoria.

Pero eso último no es el único elemento en común que tiene con las letras de esa balada Babyrotty; dueño de una historia impactante, real y tan cruda que para muchos puede parecer exagerada o novelesca. 

Solo hay que conocer que el compositor de «El triste», Roberto Cantoral, escribió la letra poco después de que murió su madre plasmando en ella el sentimiento de pérdida, dolor y desolación que es notable al escucharla… un sentimiento conocido por el adolescente ya que hace relativamente poco tiempo perdió a su abuela, la persona a cargo de su crianza. 

Al quedar solo viviendo con su abuelo, cantaba para poder ganar dinero porque asegura que “nunca le gustó pedir”. Sin embargo, como a su ascendiente no le gustaba que saliera a cantar a las calles, él se iba a escondidas a cantar a una plaza cercana y a recibir las propinas de los transeúntes dando así inicio a su vida artística. 

Es tal así que, la primera vez que se presentó a Dominicana’s Got Talent, lo hizo sin su abuelo. Pero la segunda vez sí contó con su compañía lo que entiende que fue su “buena suerte para que la invitada de la noche, la cantante Milly Quezada, le diera el pase de oro. 

Al preguntarle qué ha significado la competencia en su vida, responde con humildad, inocencia y ganas de salir adelante: “Got Talent ha sido una experiencia que yo siempre quise vivir, demostrar que puedo ser alguien grande… a mí en realidad no me importa el dinero, me interesa más el público que son quienes me apoyan y que sin su apoyo, hoy yo no fuera nada”.

Deja un comentario