Canciller de la diócesis de La Altagracia explica que el ministerio de un obispo es gobernar, educar y santificar.

1
161

Higüey. El canciller de la diócesis de La Altagracia, Jorge Dionel Hernández, afirmó ayer que el alcance del ministerio de un obispo es gobernar, educar y santificar a toda la feligresía bajo su jurisdicción, y para ello debe ser sacerdote y haber cumplido 35 años de edad, conforme a lo estipulado en el derecho canónico, que es el ordenamiento jurídico que regula la iglesia católica mundial.

Por Rafael Gil

Asimismo, el presbítero explicó que para ejercer el ministerio de obispo «hay que tener un llamado especial que hace Jesucristo», y la Conferencia Episcopal le somete una terna al papa, quien escoge a uno de los sacerdotes sugeridos, para ser el nuevo purpurado a cargo de una diócesis.

«Nosotros en el seminario tenemos una formación académica que lleva consigo los estudios de licenciatura en filosofía, la licenciatura en teología, y después si la iglesia lo cree necesario envía a algunos a estudiar una que otra rama, pero que esté dentro de las actividades que uno realiza como sacerdote, y también una carrera que no necesariamente esté ligada a nuestro ministerio en la iglesia, pero sí ligada a un servicio; todos los sacerdotes debemos tener aparte de fe y la vocación, formación académica universitaria», expuso el canciller de la diócesis de La Altagracia, quien, además, es profesor de la Universidad Católica del Este, UCADE.

Las declaraciones del sacerdote Jorge Dionel Hernández se produjeron al sostener una entrevista con el periodista Rafael Gil, del programa Panorama Informativo, que se transmite por Bellavisión, canal 8, a propósito de la toma de posesión canónica del nuevo obispo de la diócesis de La Altagracia, Jesús Castro Marte, quien asumió la prelacía del obispado altagraciano el 28 de julio de este año.

Monseñor Jesús Castro Marte, obispo de la diócesis de La Altagracia.

El nuevo mitrado para la comunidad católica de las provincias La Altagracia, La Romana y El Seibo, nació el 18 de marzo de 1966, en el municipio San Antonio de Guerra, y se desempeñaba como obispo auxiliar de la arquidiócesis de Santo Domingo, hasta que fue nombrado como el ordinario de la diócesis de La Altagracia, el 30 de mayo de 2020, mediante una bula pronunciada por su santidad el papa Francisco, en sustitución de monseñor Nicanor Peña Rodríguez, quien en 2016 presentó renuncia a su cargo, por haber cumplido los 75 años de edad que exige la iglesia católica para que un obispo renuncie a su responsabilidad de gobernar una diócesis.

Monseñor Jesús Castro Marte tiene estudios reglamentarios de filosofía y teología, así como maestría en tecnología educativa; maestría en historia aplicada a la educación; máster internacional en bioética; especialidad en historia del Caribe y un doctorado en educación.

1 Comentario

Deja un comentario