Construcción de un muro en la frontera, una de las posibilidades del acuerdo entre RD y Haití

0
449
Un mundo de Elementos.

En la reunión del lunes entre los gobiernos dominicano y haitiano se llegó a un gran acuerdo de 9 puntos que buscan mejorar las relaciones bilaterales y reducir las tensiones en cuanto a la inmigración, el comercio y la cooperación en áreas como energía y medio ambiente.

El convenio estipula el aumento de la vigilancia y protección en la frontera, y deja abierta la posibilidad de construir muros físicos y tecnológicos en esa línea divisoria. Así lo informó el canciller dominicano, Roberto Álvarez, en una alocución que, dirigida desde el Palacio Nacional, sirvió para revelar lo acordado por los presidentes de ambos países.

El sexto punto acordado establece lo siguiente:

“Trabajar para lograr la financiación necesaria para la adopción de un plan de capacitación y apoyo que facilite la labor de ambos países para reforzar la seguridad y la vigilancia fronteriza. Consecuentemente, cada país colaborará con el otro en caso de que se construyan controles físicos o tecnológicos en todo el borde terrestre de la frontera”.

El muro no solo puede ser físico sino también tecnológico, lo que incluiría cámaras, drones, reforzamiento de guardias y otros dispositivos.

Grupos nacionalistas plantean la edificación de un muro físico para frenar la inmigración haitiana.

Álvarez detalló los puntos de avenencia:

-Las autoridades de ambos países están dispuestos a trabajar juntas en el proceso de identificación e inscripción en el Registro civil de Haití de todos los ciudadanos haitianos que estén en la República Dominicana;.

-En el ámbito de la salud, con la colaboración de la comunidad internacional, ambos gobiernos se comprometen a cooperar para la construcción de hospitales generales en Haití, ubicados donde el Gobierno haitiano lo considere apropiado, para reducir el “uso intensivo” de los hospitales dominicanos;

-Abrir lo antes posible el proceso de negociación para delimitar las fronteras marítimas entre ambas naciones;

-Cada país tomará, en su propio territorio, medidas apropiadas para desplegar tecnologías sofisticadas para erradicar el flujo migratorio irregular, el tráfico y la trata de personas, el flujo de armas y drogas, así como el robo de ganado y otros delitos;

-Cooperar mutuamente en los campos de la energía, la producción agrícola e industrial, así como el combustible para cocinar y esfuerzos para frenar la desertificación;

-Trabajar para lograr la financiación necesaria para un plan de capacitación que facilite la labor de ambos países para reforzar la seguridad y la vigilancia fronterizas. Así, “cada país colaborará con el otro en caso de que se construyan controles físicos o tecnológicos en todo el borde terrestre de la frontera”.

-Seguir negociaciones sostenidas hasta alcanzar un acuerdo comercial general para establecer “normas transparentes, estables, justas previsibles para ambas partes”, a fin de frenar el contrabando que diezma el fisco de ambos países;

-Trabajar estrechamente para planificar una matriz de interconexión energética entre ambos países, priorizando las energías renovables -eólica, solar, biomasa, hidroeléctrica-, que permitia el intercambio del excedente de energía de un país a otro;

-Fomentar la producción de productos biodegradables, en vez de los que dañan el medioambiente, especialmente los fabricados con polioestireno.-

END

Deja un comentario