#Coronavirus en España: Problemas hasta para enterrar a sus muertos.

0
499

La funeraria municipal, que gestiona 14 cementerios, no recogerá los cuerpos de los fallecidos por el Covid-19, debido a la falta de equipos de protección individual para sus trabajadores. Usarán el Palacio del Hielo como morgue.

INTERNACIONALES/BÁVARO DIGITAL

Con las empresas funerarias saturadas, Madrid utilizará como morgue el Palacio de Hielo, un centro comercial con pista de patinaje, que servirá de alternativa para almacenar los cadáveres de los fallecidos por coronavirus que no pueden ser enterrados en el plazo establecido.

España alcanzó este lunes los 2.182 fallecidos por coronavirus y los 33.089 contagiados, según las últimas cifras divulgadas por el Ministerio de Sanidad, de las que se desprende que se va suavizando progresivamente el aumento que se notifica cada día, aunque los expertos todavía no tienen la certeza de haber llegado ya al pico de la pandemia.

Madrid es la región de España más afectada por el Covid-19, con 1.263 muertos, de los que 242 fallecieron en las últimas 24 horas, y desde hoy cuenta con un enorme hospital de campaña, cuya capacidad aumentará gradualmente hasta 5.500 camas, que ayudará a aliviar la saturación del resto de centros sanitarios.

La decisión de albergar los cadáveres en el Palacio de Hielo fue avalada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien poco antes había informado al Gobierno central de que la funeraria municipal, que gestiona 14 cementerios, no recogerá los cuerpos de los fallecidos por el Covid-19, debido a la falta de equipos de protección individual para sus trabajadores.

Cadáveres en una pista de hielo     

La pista de hielo que se utilizará como morgue tiene 1.800 metros cuadrados y en ella se almacenarán los difuntos en féretros cerrados, “considerando que de esta manera se obtendrá el frío necesario para el mantenimiento de los cadáveres” sobre una superficie “de material polimérico” para evitar el contacto con el hielo, según señala un informe de Madrid Salud al que tuvo acceso Efe.

La decisión se tomó, explica este informe, “ante la escasez de recursos para el depósito de cadáveres” en una crisis que “implica un número importante de fallecimientos diarios, superior a los recursos de instalación disponibles”.

Mientras se buscan alternativas para los ya fallecidos, los primeros enfermos, cerca de 200, comenzaron a llegar hoy al hospital de campaña levantado en apenas 48 horas en el recinto ferial de Ifema de la capital española, que albergó el pasado diciembre la Cumbre Mundial del Clima y recientemente la Feria Internacional de Turismo (FITUR) de Madrid.

El hospital, levantado gracias a la colaboración de las autoridades locales, regionales y el Gobierno nacional, y con la cooperación del Ejército, está ideado para acoger un total 5.500 camas, que se van a ir habilitando de acuerdo con la evolución de las necesidades.

Se espera, de momento, llegar pronto a las 1.300, probablemente la semana que viene, según dijo hoy el director de este hospital temporal, Antonio Zapatero.

Añadió que la previsión es que los ingresos vayan aumentando en unos 200 pacientes diarios, siempre “en función de la logística”, ya que “hay que gestionar” muchos aspectos, como los recursos humanos Y los servicios de enfermería o farmacia.

Cuando se llegue a esa cantidad, el de Ifema será de los hospitales “más grandes de España”, por lo que podría servir de modelo para otras regiones que, a su juicio, tendrán que reproducirlo tarde o temprano.

En principio, el hospital de Ifema, prevé acoger a pacientes que sufren el coronavirus en estado leve.

En España no existe precedentes de la puesta en marcha en tan poco tiempo de un centro sanitario de estas características, al margen de los hospitales de campaña que monta el Ejército, que está inspirado en las llamadas “arcas de Noé” de la ciudad china de Wuhan, epicentro de la pandemia.

El Gobierno no contempla frenar más la economía     

Después de tomar el pasado sábado la decisión de ampliar 15 días más el estado de alarma, el Gobierno español instó este lunes a cumplir “a rajatabla” todas las restricciones ya aprobadas para contener la expansión del coronavirus, como las “drásticas” limitaciones de movimientos de la población y de actividad económica, frente a las peticiones de nuevas medidas.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, aseguró que es “difícil entender” las reclamaciones de cierre total de la actividad industrial en España cuando la economía ya está “muy ralentizada” y orientada a los servicios esenciales y la lucha contra el coronavirus

El objetivo del Gobierno es llegar al pico de contagios en los próximos días y reducirlo después.

Para ello es fundamental mantener la “unidad de acción” de todo el sistema nacional de salud, que tiene “gran capacidad de respuesta” ante una situación excepcional de emergencia sin precedentes, dijo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa.

Esta semana es “clave” movilizar al máximo las unidades de cuidados intesivos, comentó, después de conocerse hoy datos “esperanzadores” de reducción de pacientes que necesitan ser atendidos en ellas sobre el total de hospitalizados, añadió Illa.

Deja un comentario