DENUNCIAN DISTRACCIÓN DE MÁS DE MIL MILLONES DE PESOS EN HOTEL UBICADO EN BÁVARO

1
1981

El empresario español Juan Ramón Fernández Abiega denunció un fraude en los
ingresos y beneficios de los hoteles Vik, ubicados en Bávaro, reportados a la
Dirección General de Impuestos Internos (DGII) por el accionista mayoritario
Alexander Vik.

Hablando en rueda de prensa el exfiscal José Manuel Hernández Peguero declaró
que “La auditoría realizada por la DGII, por disposición del ministerio público,
estableció que, en los años 2015, 2016 y 2017 los administradores del Vik Hotel
Arena Blanca distrajeron ingresos por 208.3 millones de pesos, por lo cual fueron
condenados y pagaron 136.1 millones de pesos por impuestos defraudados y
multas”.

La Gerencia de Fraudes y Delitos Tributarios en su investigación concluyó que
HOTEL AB BEACH RESORT, S. A. “presentó declaraciones juradas con
informaciones que diferían de otros reportes que envían a sus accionistas,
adicionalmente, inflaron sus gastos durante los períodos fiscales 2012-2014 con
el objetivo de presentar una menor utilidad y por ende tener una menor base
imponible”, según consta en la comunicación de la subdirectora jurídica de la
DGII, Yorlin L. Vásquez Castro, de fecha 14 de septiembre de 2020.

“La gestión pasada de la DGII no obstante identificar el fraude a través de una
empresa panameña de carpeta, expidió una certificación el 15 de julio de 2020 –
10 días después del perder las elecciones el candidato del gobierno-,
pretendiendo exonerar de responsabilidad a los ejecutivos de la empresa
hotelera de la imputación de defraudación fiscal que investiga el ministerio
público” dijo Abel Rodríguez del Orbe, exprocurador general de la República y
abogado de BERLINA, S.R.L.

“Demandamos que, la DGII rectifique los impuestos distraídos en base a la doble
contabilidad que tiene en su poder, a la cual no se refirió en las 9 resoluciones
de su auditoría y que, el ministerio público investigador actúe diligentemente en
contra de los responsables de esta defraudación fiscal en perjuicio del Estado
dominicano que resulta de la distracción de más de 1,000 millones de pesos de
los ingresos por venta de hospedaje de turistas de los dos hoteles Vik”,
expresaron los abogados.

En el 1993, Juan Ramón Fernández Abiega adquirió 180 mil metros de playa en
Bávaro e inicialmente se asoció con la empresa alemana LTU REWE, cuyas
Acciones luego fueran adquiridas en 2007 por Alexander Vik, quien durante 13
años ha administrado Vik Hotel Arena Blanca de 455 habitaciones y Vik Hotel
Cayena Beach de 45 habitaciones, sin reportar beneficios y registrando
falsamente 1,800 millones de pérdidas.

El fiscal de Higuey y la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos
investigan las querellas interpuestas contra los administradores de los hoteles,
Bárbara Espárrago Arzadún viuda Vik, el abogado español Eugenio Vidal Rivero,
dirigente del partido político Ciudadanos en Islas Canarias, Jacques Van
Schaardenburg, los auditores, Mílciades Martín Rodríguez Rodríguez y Domingo
Antonio Mones Sánchez, y el comisario de cuentas, Diómedes A. Ruiz Matos, a
quienes la accionista fundadora de los hoteles les imputa la comisión de los
crímenes de Abuso de Confianza, Defraudación Fiscal, Falsedad de escrituras,
Lavado de Activos y Asociación de Malhechores.

La Corte Real de Justicia del Reino Unido condenó el 8 de noviembre de 2013 a
la empresa Sebastian Holdings, propiedad de Alexander Vik, a pagar al Deutsche
Bank 235 millones de dólares por un fraude.

En el cuadro adjunto se comparan los 881 millones de pesos de supuestas
pérdidas declaradas del 2008 al 2015 por los administradores y auditores del
Vik Hotel Arena Blanca, propiedad de Hotel Ab Beach Resort, S. A., comparados
con 600 millones de pesos de beneficios reportados por el gerente financiero
JACQUES VAN SCHAARDENBURG.

 

1 Comentario

Deja un comentario