.

Dominicana tiene a 31 de los principales 50 prospectos a firmar en enero 15

Vanessa Acosta
5 Min Read

Si bien el FMI, Banco Mundial y OCDE vislumbran un 2023 sombrío en lo económico, donde ni potencias como China o Estados Unidos saldrían ilesos, hay más de una treintena de familias dominicanas a las que el béisbol lo llevará por la dirección diametralmente opuesta y poco les preocupa esos pronósticos.

Cuando el domingo 15 se abra el mercado internacional de firmas de las Grandes Ligas los quisqueyanos proyectan llevarse una torta del pastel mayor de lo habitual, donde suelen quedarse con la mitad.

De los principales 50 prospectos a ser reclutados por las 30 organizaciones hay 31 que nacieron en la parte oriental de la Hispaniola de acuerdo al ranking que prepara MLB Pipeline, la plataforma de la Major League Baseball enfocada en jugadores en etapa embrionaria.

Venezuela llega detrás con 12, también hay tres cubanos, dos bahameños, un coreano y un mexicano. Este grupo representa el grueso que queda con el mayor dinero.

Ad image

El periodo de firmas estará abierto entre el 15 de enero y 15 de diciembre. Los jugadores hábiles para firmar por primera vez son los nacidos entre el primero de agosto de 2005 y el 31 de agosto de 2006. Los jugadores deben estar registrados en MLB con anticipación para ser elegibles para el reclutamiento.

La clase

Si bien los dominicanos son la mayoría señalados entre los primeros 50 el prospecto que recibiría la mejor tajada es el venezolano Ethan Salas, a quien los Padres darían un bono que alcanzaría los US$5,6 millones.

Salas, un receptor que batea a ambas manos, se entrena con su padre, José, en la JC Academy, el programa de desarrollo de la liga La Javilla, en Villa Duarte. Si se materializa eclipsaría el bono récord para un bolivariano, que está en poder de Kevin Maitán (US$4,2 millones en 2016).

Tras Salas llega el dominicano Felnin Celesten, un torpedero ambidiestro de 6’1 pies, a quien los reportes de escuchas comparan con Wander Franco.

Celesten se entrena con Juan Daniel Ozuna en Boca Chica, el mismo programa donde se formó Robert Puasón, quien firmó en 2019 por un bono de US$5,1 millones. Es un campo corto con gran alcance, brazo, velocidad y poder (saca 55 en las cuatro herramientas en la escala 80-20).

La mayor interrogante es en la capacidad para batear promedios, aunque los evaluadores observan una mejora en el último año. Los Marineros estarían dispuestos a pagar entre US$3,9 y US$4 millones para asegurarse sus servicios.

El tercero en el ranking es Joendry Vargas, un torpedero que tendrían un acuerdo de palabras con los Dodgers. Se entrena con Raúl “Banana” Rosario, un reconocido formador de talentos que en los últimos años ha desarrollado varios prospectos receptores de bonos de siete dígitos.

En ranking coloca de sexto a Derniche Valdez, un torpedero que firmaría con los Cachorros, y el jardinero Enmanuel Bonilla ancla séptimo con preacuerdo con los Blue Jays.

Camilo Díaz, quien se encuentra en una litis con los agentes que lo representaron hasta 2021, aparece en el puesto 17 proyectado a firmar con los Astros. El equipo texano pagaría más de US$2 millones por este shortstop.

La disponibilidad de los equipos

Los clubes que recibieron una selección de equilibrio competitivo en la ronda B del Draft (Atléticos, Cerveceros, Marineros, Marlins, Rays, Rojos, Tigres y Mellizos) tienen autorizado invertir hasta US$6,366,900 en firmas. Los clubes con una selección de equilibrio competitivo en la ronda A (D-backs, Guardianes, Orioles, Padres, Piratas, Rockies y Reales) recibieron US$$5,825,500.

El fondo de contratación base para los Astros, Blue Jays, Bravos, Cardenales, Cachorros, Gigantes, Mets, Nacionales, White Sox y Yanquis es de US$5,284,000.

Angelinos, Filis y Medias Rojas perdieron cada uno US$500,000 de sus fondos por fichar a jugadores que habían rechazado ofertas calificadas (Noah Syndergaard, Nick Castellanos y Trevor Story, respectivamente) la última temporada baja, por lo que cada uno tiene un fondo de US$4,644,000.

Los Dodgers y los Rangers perdieron cada uno US$1,000,000 de sus fondos por fichar a jugadores que habían rechazado ofertas calificadas para reducir su fondo a US$4,144,000.

Fuente: Diario Libre

Impactos: 142

Comparte este Artículo
Deja un comentario
A %d blogueros les gusta esto: