El enajenado mental de Friusa que ha espantado a más de uno. ¿Quién le pone un control?

0
986
Un mundo de Elementos.

Un lector de Bávaro Digital se dispuso a escribirnos para denunciar un caso particular que nos abrió muchas interrogantes, la primera de ellas es ¿Dónde está la Alcaldía?; ¿Quién tiene que ver con los enajenados mentales, vagabundos y niños en los semáforos?

El ciudadano relató que se desplazaba por Friusa, en Bávaro, y al momento de detenerse en el semáforo para esperar el cambio de luz roja a verde, él y su hija de seis años se llevaron un gran susto: Un enajenado mental abrió la puerta de su vehículo y por poco penetra en el mismo.

Imagínense el susto de la niña. De por sí que de pequeños nos asustan con el ‘Cuco’, imagínense tenerlo frente a ti, de paso borracho, intentando entrar al carro donde vas con tus papás; la reacción de la pequeña no fue más que gritar mientras su padre evitaba que el perturbado mental entrara al vehículo.

Nos enteramos que no es la primera vez que sucede este episodio que tiene por protagonista al mismo personaje y el mismo escenario.

Son varias las personas que denuncian el mismo hecho en el sitio.

El trastornado se sitúa en el semáforo de Friusa para pedir dinero desesperadamente. Los usuarios dicen que no es la primera vez que intenta penetrar a un vehículo, incluso se recuesta del mismo si no le dan un peso.

Esto puede ser también un peligro tanto para él como para los conductores puesto a que dado a su conducta, conlleva a reacciones que podrían causar un accidente.

Del susto que este señor provoca sorprendiendo a la gente manejando, podría ocasionar que alguien acelere y lo atropelle, o que el conductor se atraviese mientras está en rojo y haya una colisión, como pudo ocurrirle al ciudadano que nos contó la historia.

Las interrogantes:

A diario vemos indigentes y dementes por las calles de este distrito turístico y, sin dejar de mencionar a los niños de los semáforos, nos cuestionamos ¿Esto no le compete a la Alcaldía? Salud Pública y CONANI, ¿Qué podemos hacer?

No es responsabilidad de la Policía Nacional, tampoco de Cestur, ni DICRIM.

¿Quién vela por los enajenados mentales en Bávaro-Verón-Punta Cana? Y aunque lo cuestionamos a modo local, sabemos que a nivel nacional esto también es un problema.

¿Qué institución se hace responsable de estas personas? ¿No es Salud Pública?

¿No existe un hogar de atención para ellos?

¿Qué será del ’28’? Aunque ya no funciona como »manicomio» sino como un Centro de Rehabilitación Psicosocial.

¿Los enajenados mentales no tienen derechos en República Dominicana?

Lo averiguaremos…

Deja un comentario