.

El régimen chino desplegó sus herramientas de alta tecnología para aplastar las protestas contra las restricciones por el COVID

Vanessa Acosta
7 Min Read

La policía china ha desplegado sofisticadas herramientas de vigilancia para acabar con una ola de protestas en todo el país, utilizando programas de reconocimiento facial y datos de localización para localizar y detener a los manifestantes.

La frustración por las prolongadas restricciones de COVID se ha desbordado, desencadenando protestas que exigen el fin de los cierres y mayores libertades políticas a una escala nunca vista en décadas.

Cuando Beijing anunció la adopción de medidas enérgicas contra las protestas, su vasto aparato de seguridad se puso en marcha, utilizando la más moderna vigilancia para localizar a los activistas, según un abogado de derechos humanos que ofrece asesoramiento jurídico gratuito a los manifestantes.

“En Beijing, Shanghai y Guangzhou, la policía parece haber utilizado métodos de muy alta tecnología”, dijo Wang Shengsheng, un abogado con sede en la ciudad de Zhengzhou. “En otras ciudades, parece que se han basado en las imágenes de vigilancia y en el reconocimiento facial”, dijo a la AFP.

Ad image

La policía de Beijing puede haber utilizado los datos de localización de los teléfonos captados por los escáneres in situ o los códigos sanitarios de COVID escaneados por las personas que tomaban los taxis en las zonas donde tenían lugar las protestas, dijo.

(AFP)(AFP)

“Muchas de las personas que llamaron desde Beijing estaban confusas sobre por qué la policía se puso en contacto con ellas cuando en realidad sólo habían pasado por el lugar de la protesta y no habían participado en ella”, añadió. “No tenemos ni idea de cómo lo hicieron exactamente”.

Represión

Wang ha recibido más de 20 llamadas en los últimos días de manifestantes o personas cuyos amigos y familiares han sido detenidos. La mayoría de las detenciones de las que se le informó duraron menos de 24 horas.

Los manifestantes que se pusieron en contacto con Wang para pedir ayuda también han sido objeto de ataques, dijo.

En Shanghái, la policía ha confiscado los teléfonos de todas las personas con las que estaba en contacto y que fueron citadas para ser interrogadas, “quizá para extraer todos sus datos”, añadió.

Personas que llamaron desde Guangdong dijeron a Wang que sus cuentas en la aplicación de mensajería encriptada Telegram fueron hackeadas después de que registraran documentos de identidad con la policía de camino a una protesta.

Algunos amigos de manifestantes detenidos en Beijing también le dijeron que habían visto las cuentas de Telegram de sus amigos activas mientras estaban detenidos, lo que sugiere que la policía podría haber accedido a ellas.

Borrar las pruebas

Los grupos de chat encriptados de los manifestantes, a los que sólo se puede acceder en China con programas ilegales de VPN, están en alerta máxima por si hay infiltrados de la policía, a medida que se difunden noticias de nuevas detenciones e intimidaciones.

Los participantes se han instado mutuamente a borrar todas las pruebas de las protestas -incluidos los historiales de chat, los vídeos y las fotos- de sus teléfonos en previsión de los controles policiales.

Protesta en Beijing (Reuters)Protesta en Beijing (Reuters)

Un residente de Beijing dijo a la AFP que dos amigos que asistieron a las protestas en Shangai y Beijing fueron detenidos el domingo y el martes, respectivamente.

El manifestante de Shanghái fue liberado el lunes por la noche, pero su teléfono sigue en manos de la policía, dijo, pidiendo permanecer en el anonimato por razones de seguridad.

En las aplicaciones de las redes sociales chinas, altamente vigiladas, cualquier usuario que publique contenidos de protesta puede ser fácilmente localizado, ya que las plataformas exigen el registro del nombre real.

“Es probable que se realicen barridos telefónicos y en las redes sociales en los espacios físicos y en las comunidades virtuales”, dijo Rui Zhong, analista de China en el Wilson Center de Washington.

Los periodistas de la AFP vieron a varios policías filmando a los manifestantes con pequeñas cámaras de mano en la manifestación del domingo en Beijing.

Una manifestante dijo a la AFP que ella y cinco amigos fueron llamados por la policía local después de asistir a la manifestación del domingo en la orilla de un río en el distrito de las embajadas de la ciudad.

Más tarde, dijo a la AFP que la citaron en la comisaría el martes para redactar una declaración de lo sucedido, pero que la rechazaron por no tener un resultado reciente de la prueba COVID.

No tienes privacidad

Los usuarios de grupos de chat encriptados están compartiendo consejos y asesoramiento legal sobre qué hacer en caso de ser interrogados, detenidos o de que la policía les confisque sus teléfonos.

En Shanghái, un reportero de la AFP fue testigo de múltiples detenciones y confirmó que la policía había revisado por la fuerza el teléfono de un manifestante en busca de aplicaciones de redes sociales extranjeras bloqueadas en China que se han utilizado para difundir información sobre las protestas.

¿Cuál es el derecho a la privacidad? No tienes ninguna privacidad”, le dijo un agente de policía a un manifestante de 17 años de Shanghái durante un altercado el lunes, según una grabación de audio que proporcionó.

Muchos de los asistentes eran manifestantes primerizos que carecían de la experiencia y la organización necesarias para crear movimientos sociales cohesionados, según algunos manifestantes que hablaron con la AFP.

Cuando la gente desaparece o es asesinada en casos criminales ordinarios, no vemos tecnologías de seguimiento de tan alta tecnología”, dijo Wang. “Pero en las protestas públicas, parece que vemos el uso de sofisticadas tecnologías digitales”.

“Me siento muy triste, porque tenemos una tecnología tan eficaz pero se está utilizando en el lugar equivocado”.

“Si nuestros teléfonos pueden ser confiscados y manipulados a voluntad, si se puede entrar en nuestras cuentas (sin nuestro consentimiento), ¿qué libertad nos queda?”

Fuente: Infobae

Impactos: 93

Comparte este Artículo
Deja un comentario
A %d blogueros les gusta esto: