Feminicidio en Higüey: Hombre mata a su pareja y luego se suicida

0
543
Un mundo de Elementos.

Por: Mayerlin Martínez

Higüey- Un nombre mató a su mujer con un arma de fuego y posteriormente se suicidó, la noche del sábado en la calle República de Haití, casi esquina Beler, sector Antonio Guzmán de esta localidad.

Según el Departamento de Investigaciones Criminales de la Policía, el homicida-suicida respondía al nombre de Rosell Tavares Campusano, 47 años de edad, mientras que la víctima era Marisol Bautista Arredondo, de 29 años de edad. Ambos fallecidos eran de nacionalidad dominicana y residían frente donde ocurrió el hecho.

8E36EA8C CF9A 4143 B240 3D7FA3FFC3D4

El dirigente comunitario Elvin Inirio De Paula, testigo del suceso, dijo que el homicida-suicida venía siguiendo a la occisa a bordo de la jeepeta marca Mitsubishi montero sport de color verde, mientras que la víctima se desplazaba en motocicleta marca Honda modelo (pony), de color blanco, quien al llegar frente a la residencia donde residían ambos, este se desmontó del vehículo y sin mediar palabras le entró a tiros a Bautista Arredondo, quien murió en el instante.

La dama presentó, según la médico legista, Rebeca castillo, heridas múltiples por arma de fuego, en el antebrazo, arco cigomático y región temporal, todo del lado derecho.

Mientras que el agresor falleció a consecuencia de presentar heridas por arma de fuego con entrada en la región temporal derecha y salida en la región temporal izquierda.

Debajo del cadáver del homicida-suicida las autoridades encontraron el arma, una pistola la marca tauro P92, Serie TYI33523, Cal.9mm con (01) un proyectil en la recamara; y debajo del cadáver de la occisa Marisol, (03) tres proyectiles mutilados calibre 9mm, a dos metros de la misma (02) dos casquillos del mismo calibre.

En cuanto al arma de fuego, no se encontró ningún tipo de documento que demostrará la legalidad de la misma, la cual no ha podio ser depurada por falta de sistema.

En tanto que Rosell Tavares Campusano, al ser depurado en los archivos policiales, no figura con registro delictivos.

Según la hermana de la occisa, Yubelkis Martínez Arredondo, la pareja tenía varios meses teniendo problemas pasionales (celos).

Los cadáveres de las víctimas fueron enviados al INACIF de San Pedro de Macorís para los fines correspondientes.

Deja un comentario