Florida se prepara para la llegada del huracán Isaías

    1
    214

    El gobernador del estado sureño declaró la emergencia en la mayor parte de la costa este ante la posibilidad de que la categoría del huracán suba a 2 y que golpee su territorio entre la noche del 31 de julio noche y el domingo.

    Florida se prepara para la llegada del huracán Isaías en su costa este. Las previsiones aseguran que llegará al comenzar este fin de semana y puede que en las próximas horas se convierte en uno de categoría 2. Durante las últimas horas, su paso ha dejado huella primero en República Dominicana, cuando todavía era catalogado como tormenta, y después en Bahamas, donde se le consideró huracán de categoría 1.

    Ron DeSantis, gobernador de Florida, declaró el estado de emergencia en todos los condados de la costa este de su estado. La intención es preparar a la población ante la embestida climática previsible del huracán.

    Las autoridades señalaron repetidamente que Florida está preparada para todos los huracanes de la temporada, pero lo cierto es que la situación sanitaria de este estado es crítica.

    Florida es el segundo estado del país más afectado por la pandemia de Covid-19, tan solo por detrás de California. Lo preocupante es que las cifras siguen empeorando cada día. Los centros sanitarios están al borde del colapso y en cada jornada se registran más decesos. La llegada de este huracán y su posible capacidad destructiva pueden poner todavía más al límite la situación.

    El Centro Nacional de Huracanes (NHC) incluyó en su último boletín algunos cambios en la trayectoria de Isaías, actualmente sobre la parte meridional de las Bahamas, que «lo acercan ligeramente» a la costa este de Florida, aunque el ojo del huracán estará sobre el agua.

    Los evacuados contarían con unos paquetes personales con mascarillas, guantes y desinfectante para hacer frente al riesgo que entraña estar en lugares cerrados con otras personas debido a la pandemia de Covid-19, según dijo el gobernador en una teleconferencia desde Tallahassee, la capital de Florida.

    Varios ciudadanos recolectan sacos de arena para hacer frente al huracán Isaías. En Doral, Florida, Estados Unidos. EL 31 de julio de 2020.
    Varios ciudadanos recolectan sacos de arena para hacer frente al huracán Isaías. En Doral, Florida, Estados Unidos. EL 31 de julio de 2020. © Liza Feria / Reuters

    El gobernador subrayó que la agencia estatal de manejo de emergencias cuenta con 20 millones de mascarillas, 22 millones de guantes, 10 millones de trajes especiales y 1,6 millones de pantallas faciales, así como 20.000 termómetros, entre otros insumos. Además, se tienen 50 generadores de energía por si hubiese cortes de luz en centros sanitarios clave. Los cortes de luz pueden generar más fallecidos en las colapsadas UCI.

    El sureste de Bahamas ya sabe lo que es Isaías

    Las islas de Inagua están desde este viernes bajo los efectos del huracán Isaías, que se extenderá al resto del sureste del archipiélago de Bahamas durante las próximas horas. Un ciclón que golpea el territorio atlántico casi un año después del paso de Dorian, que dejó 70 muertos y 300 desaparecidos.

    El Servicio de Meteorología de Bahamas informó que se mantiene la advertencia de huracán para todo el archipiélago atlántico, después de que Isaías se intensificara durante la noche del jueves y se convirtiera en huracán de categoría 1.

    La agencia pública detalló que las condiciones de huracán se experimentan en las Islas Inagua y que una advertencia de huracán está en vigor también para las Islas Turcas y Caicos.

    La agencia estatal señala que los vientos máximos sostenidos están cerca de los 128 kilómetros por hora con ráfagas mayores. Este huracán ha provocado una subida del nivel del mar de entre un metro y metro y medio que generó inundaciones localizadas en algunas de las islas Bahamas, pero no se registró una subida espectacular del nivel del mar.

    El Covid-19 también ha estado muy presente en este archipiélago. El contagio es mucho menor que en Florida y las autoridades tienen previsto relajar las medidas de cuarentena para facilitar una protección eficiente frente al huracán.

    En la imagen aparece un árbol derribado por los efectos de la tormenta en la ciudad de Alto Trujillo, Puerto Rico. El 30 de julio de 2020.
    En la imagen aparece un árbol derribado por los efectos de la tormenta en la ciudad de Alto Trujillo, Puerto Rico. El 30 de julio de 2020. © AP  

    Cuando todavía era considerado una tormenta, Isaías dejó a más de 5.000 personas con necesidad de evacuación en República Dominicana y causó daños a más de 1.160 viviendas en este estado insular. En Puerto Rico obligó a más de veinte hospitales de la isla a funcionar con generadores en plena pandemia.

    Isaías llega en el peor momento de la pandemia de Covid-19 en la zona. Aunque su fuerza no es mayor a la de otros huracanes pasados, se teme que la combinación con la enfermedad haga colapsar centros sanitarios y provoque un pico de contagios y fallecidos si se producen daños materiales a hogares.

    Con EFE y AP

    1 Comentario

    Deja un comentario