Israel aprueba acuerdo para liberación de rehenes y tregua en Gaza

Vanessa Acosta
7 Min Read

El gobierno israelí anunció el miércoles de madrugada que había aprobado un acuerdo para obtener la liberación de rehenes secuestrados por Hamás a cambio de presos palestinos y una tregua en la Franja de Gaza tras semanas de guerra.

“El gobierno permitió las grandes líneas de la primera etapa de un acuerdo según el que al menos 50 personas secuestradas (mujeres y niños) serán liberadas durante cuatro días a lo largo de los cuales habrá un respiro en los combates”, dijo el gobierno en un comunicado enviado a la AFP.

Antes de la reunión de su gabinete, que comenzó en la noche del martes, el primer ministro Benjamin Netanyahu había dicho que aceptar el acuerdo es “una decisión complicada, pero es una decisión correcta”.

Su gabinete se encontraba bajo presión de las familias de los alrededor de 240 personas secuestradas por el grupo islamista en su ataque del 7 de octubre, que también dejó 1.200 personas muertas, en su mayoría civiles, según las autoridades israelíes.

Desde entonces, Israel lanzó una ofensiva contra Gaza con el propósito de “aniquilar” a Hamás, que ha dejado más de 14.000 muertos en este territorio víctimas de los incesantes bombardeos y de las operaciones terrestres israelíes.

  • La guerra continúa –
    Hamás, cuyo líder Ismail Haniyeh había anunciado avances en las negociaciones mediadas por Catar, Egipto y Estados Unidos, celebró en un comunicado el acuerdo de “tregua humanitaria” y aseguró que sus disposiciones fueron “formuladas conforme a la visión de la resistencia”.

Tanto Estados Unidos como Catar habían asegurado durante la víspera que el acuerdo estaba muy cerca después de semanas de negociaciones.

Dos fuentes conocedoras de las negociaciones explicaron a la AFP que el acuerdo tentativo se basa en la liberación de entre “50 y 100” rehenes, entre ellos niños y mujeres, a cambio de la excarcelación de 300 presos palestinos en Israel.

El acuerdo de tregua no significará el fin de la guerra en la Franja de Gaza, había alertado el martes el ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, quien dijo desear una reanudación “a plena fuerza” de las operaciones para “derrotar” a Hamás.

“El gobierno israelí, el ejército israelí y las fuerzas de seguridad continuarán la guerra para devolver a todas las personas secuestradas, eliminar a Hamás y garantizar que no hay ninguna amenaza para el Estado de Israel desde Gaza”, coincidió el gobierno en el comunicado sobre el acuerdo.

El movimiento palestino Hamás también se mostró desafiante en su comunicado: “Confirmamos que nuestros dedos seguirán en los gatillos y que nuestros batallones triunfantes permanecerán al acecho”.

  • Verdadera “tragedia” –
    El acuerdo se presenta como un respiro para la población de Gaza, sometida también a un “asedio total” por parte de Israel, que bloquea los suministros de comida, agua, electricidad y medicinas.

La ONU, que junto a otras organizaciones internacionales reclamaba desde hace semanas un alto el fuego por motivos humanitarios, estima que la guerra desplazó a casi 1,7 de los 2,4 millones de habitantes de la Franja.

Una verdadera “tragedia” sanitaria se perfila en el territorio palestino, advirtió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El grupo de economías emergentes de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) propuso el martes durante una cumbre extraordinaria virtual “una tregua humanitaria inmediata y duradera” en Gaza.

“Si alcanzan una tregua de cinco días ahora, creo que allanará el camino para treguas más largas o incluso un alto el fuego total”, decía esperanzado Hamza Abdel Razeq, residente en Rafah, en el sur de la Franja.

“La gente realmente está sufriendo”, explicó a AFP.

Este acuerdo “es malo para la seguridad de los israelíes, es malo para los rehenes, es malo para los soldados”, se opuso el Partido Sionista Religioso, formación de extrema derecha con representación en el gobierno de Netanyahu.

  • Hospital atacado –
    El martes, las tropas israelíes continuaron combatiendo en el norte de la Franja de Gaza, la zona más castigada por la guerra, donde bloques enteros quedaron reducidos a cenizas.

El ejército aseguró que sus bombardeos alcanzaron “unos 250” objetivos de Hamás en el último día, y añadió que dos soldados murieron en el norte del territorio palestino.

Médicos Sin Fronteras (MSF) y la Media Luna Roja palestina anunciaron que tres médicos, dos de ellos de MSF, murieron en un bombardeo contra el hospital Al Awda del campo de refugiados de Jabaliya. La Media Luna Roja denunció un bombardeo “israelí”.

Según el Ministerio de Salud de Hamás, el Hospital Indonesio -en las afueras del campo-, seguía asediado por tanques israelíes este martes y “50 muertos” yacían en el patio del establecimiento.

La víspera, “terroristas dispararon desde el interior del Hospital Indonesio en Gaza”, declaró el ejército israelí, añadiendo que respondió dirigiéndose “directamente” contra la fuente de los disparos.

El movimiento islamista acusa a Israel de bibliotecar “una guerra contra los hospitales” en Gaza, cuyo sector norte apenas dispone de centros médicos operativos.

Las autoridades israelíes argumentan que Hamás emplea estos hospitales con multas militares y que usa a los civiles como “escudos humanos”, algo que el movimiento palestino desmiente.

En otro frente, ocho personas, dos de ellas periodistas, murieron el martes en bombardeos israelíes en el sur del Líbano, según la prensa libanesa.

Desde el inicio de la guerra en Gaza, hay cruces de disparos en la frontera libanesa entre el ejército israelí y Hezbolá, aliado de Hamás y apoyado por Irán.

Fuente: AFP

 

Comparte este Artículo
Deja un comentario

Deja un comentario

error: Content is protected !!

Descubre más desde Bavarodigital.net

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo