.

Polémica por las cancelaciones de vuelos durante la tormenta en EEUU: siete de cada 10 fueron de una sola compañía

Vanessa Acosta
5 Min Read

Las cancelaciones y retrasos de vuelos relacionados con las condiciones meteorológicas que afectaron al tráfico aéreo comercial de EE.UU. durante el fin de semana festivo se prolongaron hasta este lunes, siendo Southwest Airlines la responsable de la mayor parte de las interrupciones persistentes un día después de Navidad.

Según el servicio de seguimiento de vuelos FlightAware, el lunes se cancelaron más de 3.800 vuelos de aerolíneas estadounidenses, 2.800 de ellos operados por Southwest, es decir, casi el 70% del total programado para ese día.

Para la noche del martes, Southwest había cancelado 2.870 vuelos, el 70% de los agendados para la jornada. Las imágenes en los aeropuertos mostraban la enorme cantidad de equipaje acumulado. En comparación, Delta canceló el 8% de los trayectos del lunes.

En total, se registraron retrasos en más de 7.100 salidas y llegadas de vuelos estadounidenses, varios centenares de ellos de Southwest. Según los datos de FlightAware, aeropuertos de todo Estados Unidos sufrieron cancelaciones y retrasos, como Denver, Atlanta, Las Vegas, Seattle, Baltimore y Chicago.

Ad image
El equipaje de pasajeros de un vuelo cancelado (AP)El equipaje de pasajeros de un vuelo cancelado (AP)

La aerolínea con sede en Dallas, una de las mayores compañías aéreas “low cost” del mundo, dijo que anticipaba que las interrupciones continuarían en los días previos al período de viajes de vacaciones de Año Nuevo a finales de esta semana.

Southwest agregó que el tiempo estaba mejorando, lo que “estabilizaría y mejoraría nuestra situación”.

Otros problemas que han agravado las dificultades de la aerolínea para adaptarse al ajetreo navideño son los problemas para “conectar a las tripulaciones de vuelo con sus horarios”, explicó Chris Perry, portavoz de Southwest, a NPR. Ese problema ha dificultado el acceso de los empleados a los servicios de programación de tripulaciones y la obtención de reasignaciones.

Ha sido catastrófico, un fracaso a todos los niveles. Nuestros procesos, nuestras tecnologías de la información y nuestra infraestructura no estaban preparados para soportar la operación y, por desgracia, nuestros clientes se están llevando la peor parte”, declaró el capitán Casey Murray, Presidente de la Asociación de Pilotos de Southwest Airlines y capitán de Southwest.

Pasajeros de Southwest Airlines se sientan con su equipaje en la zona de registro debido a retrasos y cancelaciones en el aeropuerto Laguardia, en Nueva York (AP Foto/Bebeto Matthews)Pasajeros de Southwest Airlines se sientan con su equipaje en la zona de registro debido a retrasos y cancelaciones en el aeropuerto Laguardia, en Nueva York (AP Foto/Bebeto Matthews)

El Departamento de Transporte de EEUU dijo a última hora del lunes que examinaría el gran número de vuelos cancelados y retrasados de Southwest Airlines en los últimos días para determinar si estaban bajo el control de la aerolínea, calificándolos de “inaceptables”.

Harriet Kingsbury, residente de Oakland, comentó: “Nunca ha habido tanta gente, es una locura”. Tras un retraso de cuatro horas, Kingsbury consiguió llegar a casa en Oakland. Fue una de las afortunadas. “Es un caos total”, dijo Mike Bolen, residente de Napa Valley.

El tráfico aéreo comercial se ha visto trastornado desde la semana pasada, cuando una ráfaga ártica unida a una enorme tormenta invernal apodada Elliott tomó forma sobre el Medio Oeste y barrió gran parte de Estados Unidos en vísperas del fin de semana festivo de Navidad.

El consiguiente aumento de las cancelaciones y los retrasos, junto con las largas colas y la pérdida de equipajes en los aeropuertos, arruinaron los planes de vacaciones de invierno de innumerables clientes de las compañías aéreas estadounidenses durante uno de los periodos de mayor afluencia de viajeros del año.

La tormenta coincide con un informe de la Administración de Seguridad en el Transporte que afirma que el volumen de viajes para estas fiestas era cercano a los niveles previos a la pandemia, con mayor movimiento el jueves, tres días antes de Navidad.

La Asociación Automovilística estadounidense (AAA) había estimado que más de 112 millones de personas harán recorridos de más de 80 kilómetros entre el viernes pasado y el 2 de enero, la gran mayoría en auto.

Fuemte: Infobae

Impactos: 124

Comparte este Artículo
Deja un comentario
A %d blogueros les gusta esto: