Tesoros escondidos: las 10 mejores piscinas naturales ocultas en lugares insospechados

Vanessa Acosta
9 Min Read

A veces, los lugares más bellos e interesantes no se encuentran a simple vista. Se debe buscar más a fondo en los sitios que ofrecen una amplia variedad de atracciones culturales y naturales. Es por eso que, explorar algunos de los destinos más impresionantes del mundo puede llevar a los viajeros a descubrir maravillas naturales ocultas y experiencias únicas.

Desde las aguas termales de Islandia hasta las terrazas de mármol en Turquía, estos lugares ofrecen una mezcla de belleza natural y aventura que capturan la imaginación de cualquier explorador. Condé Nast destacó algunos de estos sitios fascinantes, detallando cómo estos espacios que proporcionan una oportunidad única para sumergirse en paisajes impresionantes y vivir experiencias inolvidables.

1. Cenotes Ik Kil (México)

Los cenotes de Ikil, cerca de Chichén Itzá, México, son piscinas naturales ocultas en la península de Yucatán, creadas por antiguas carreteras mayas y rodeadas de un misterioso mundo subterráneo (INPI)Los cenotes de Ikil, cerca de Chichén Itzá, México, son piscinas naturales ocultas en la península de Yucatán, creadas por antiguas carreteras mayas y rodeadas de un misterioso mundo subterráneo (INPI)

Los Cenotes Ik Kil, joyas naturales de la península de Yucatán en México, son una maravilla geológica que fascina a quienes tienen la suerte de visitarlos. Estas impresionantes formaciones subterráneas de agua dulce, resultado del colapso de cavernas cársticas, ofrecen un espectáculo visual y una experiencia única para los aventureros y amantes de la naturaleza.

- El banco de todos los dominicanos -
Ad imageAd image

Están ubicados en las cercanías de la emblemática ciudad maya de Chichén Itzá, los Cenotes Ikil. Son una fuente de asombro por su belleza y por su rica historia cultural que se entrelaza con la antigua civilización maya. Son un destino imperdible para quienes buscan explorar la fascinante herencia de esta región.

2. Moniz (Madeira, Portugal)

Las formaciones volcánicas de Moniz en Madeira, Portugal, ofrecen piscinas naturales protegidas por paredes de lava solidificada, combinando accesibilidad y belleza natural en este rincón escondido (Octavio Passos/Getty Images)Las formaciones volcánicas de Moniz en Madeira, Portugal, ofrecen piscinas naturales protegidas por paredes de lava solidificada, combinando accesibilidad y belleza natural en este rincón escondido (Octavio Passos/Getty Images)

“Uno de los lugares más bonitos en los que podemos poner un pie en el agua (y en la roca) se encuentra en Portugal. Se trata de las formaciones volcánicas de Moniz, en Madeira, donde hay que tener cuidado al bañarse, pero saberte separado del océano por una pared de lava solidificada, es algo casi místico. Eso sí, también tienes el ‘formato familiar’, en donde pasarelas artificiales han hecho su trabajo para que cualquier miembro de la familia acceda sin problema. Si eres más salvaje… ya sabes, lava”, comentan desde Condé Nast.

3. Bayt-al-Afreet (Omán)

En Omán, la piscina de Bayt-al-Afreet, conocida como “casa del diablo”, se esconde en las montañas de Hajar, accesible solo por una larga escalera de cementoEn Omán, la piscina de Bayt-al-Afreet, conocida como “casa del diablo”, se esconde en las montañas de Hajar, accesible solo por una larga escalera de cemento

Debido a su imponente apariencia, es conocida como “casa del diablo”. Situada en las inmediaciones de la ciudad de Salalah, esta antigua casa de piedra se encuentra en medio de un paisaje desértico impresionante. Su nombre evoca misterio y leyendas, ya que se cree que está habitada por criaturas sobrenaturales.

-LOPESAN COSTA BÁVARO RESORT, SPA & CASINO ***** -
Ad image

A la gran piscina natural, que se presenta como un oasis en el medio del desierto, se llega luego de descender por una extensa escalera. Las vistas, tanto desde la cima como desde el agua, son sorprendentes y reflejan su majestuosa naturaleza.

4. Cataratas Victoria (Zambia y Zimbabue)

Las Cataratas Victoria, también conocidas como "piscina del diablo", tienen un impresionante salto de 108 metros (Nik Wheeler/Corbis via Getty Images)Las Cataratas Victoria, también conocidas como “piscina del diablo”, tienen un impresionante salto de 108 metros (Nik Wheeler/Corbis via Getty Images)

En lo alto de las Cataratas Victoria, los bañistas más valientes se atreven a nadar en la “piscina del diablo”, a escasos metros de un salto de 108 metros de altura. Esta es considerada la piscina más peligrosa del mundo y ofrece una experiencia llena de adrenalina para quienes se atrevan a desafiarla.

5. Landmannalaugar (Reserva natural de Fjallabak, Islandia)

Es un paraíso oculto de aguas termales rodeadas por campos de lava, donde bañarse desnudo a lo vikingo es una tradición (Cris Toala Olivares/ Getty Images)Es un paraíso oculto de aguas termales rodeadas por campos de lava, donde bañarse desnudo a lo vikingo es una tradición (Cris Toala Olivares/ Getty Images)

En la Reserva natural de Fjallabak se encuentra un paraíso de aguas termales, ideales para combatir las temperaturas extremadamente bajas de la región. Este sitio, conocido por su espectacular variedad de colores que pintan las montañas y valles, atrae a viajeros, aventureros y amantes de la fotografía de todo el mundo.

Está en medio de campos de lava, y senderos para explorar. Landmannalaugar ofrece una experiencia inigualable en medio de la asombrosa belleza natural de Islandia.

6. Pamukkale (Turquía)

Terrazas de mármol travertino y piedra caliza formadas por movimientos de tierra crearon piscinas naturales en un sitio Patrimonio de la Humanidad, un rincón único para explorarTerrazas de mármol travertino y piedra caliza formadas por movimientos de tierra crearon piscinas naturales en un sitio Patrimonio de la Humanidad, un rincón único para explorar

Sobre grandes terrazas de mármol travertino y piedra caliza, Pamukkale en Turquía, se posa un impresionante paisaje de cuerpos de agua espejados. Ubicado en el valle del río Menderes, Pamukkale, Patrimonio de la Humanidad, es un lugar perfecto para desafiar el vértigo y explorar sus terrazas y piscinas naturales.

7. Bondi Iceberg (Bondi Beach, Australia)

Esta piscina australiana no será natural, pero se aprovecha de su escenario circundante para brindar una experiencia única (Elsa - FIFA/FIFA via Getty Images)Esta piscina australiana no será natural, pero se aprovecha de su escenario circundante para brindar una experiencia única (Elsa – FIFA/FIFA via Getty Images)

La revista Condé Nast explicó las características de este peculiar lugar: “No es una piscina natural. Pero sí es una piscina que se ha aprovechado (quizás, en exceso) de la naturaleza. Así, con unos muros de contención en pleno océano Índico. Se fundó en el año 1929 como parte imprescindible del club Bondi Iceberg en la playa de Bondi en Australia. Inigualable la sensación de dar unos largos mientras la marea azota por los costados.”.

8. Blue Lagoon (Islandia)

Es uno de los lagos geotermales más impresionantes del mundo, con aguas que alcanzan los 40 grados y un entorno de campos de lava y columnas de vapor, perfecto para un baño relajante (In Pictures Ltd./Corbis via Getty Images)Es uno de los lagos geotermales más impresionantes del mundo, con aguas que alcanzan los 40 grados y un entorno de campos de lava y columnas de vapor, perfecto para un baño relajante (In Pictures Ltd./Corbis via Getty Images)

Rodeado de paisajes volcánicos, Blue Lagoon es uno de los lagos geotermales más impresionantes del mundo. Con aguas que alcanzan los 40 grados Celsius, este destino es perfecto para quienes disfrutan de baños calientes en un entorno único, formado por campos de lava y columnas de vapor, que añaden un toque de misticismo al lugar.

9. Parque Nacional de Acadia

Cuenta con piscinas naturales en la roca, rodeadas de un paisaje impresionante, un rincón oculto donde los visitantes pueden disfrutar de la naturaleza (Joe Raedle/Getty Images)Cuenta con piscinas naturales en la roca, rodeadas de un paisaje impresionante, un rincón oculto donde los visitantes pueden disfrutar de la naturaleza (Joe Raedle/Getty Images)

El Parque Nacional de Acadia, en la Isla Monte en Maine, es famoso por sus numerosas piscinas naturales en la roca. Destacan la cueva Anémona, ubicada en la base del mirador Schooner, y la zona del campamento de Seawall, ofreciendo paisajes naturales inigualables antes de disfrutar de un refrescante baño.

10. Parque Nacional de Kakadu (Australia)

Ofrece piscinas naturales formadas por la erosión del agua y la piedra, rodeadas de pinturas rupestres y una diversidad animal impresionante en este rincón salvaje (Adam Pretty/ALLSPORT)Ofrece piscinas naturales formadas por la erosión del agua y la piedra, rodeadas de pinturas rupestres y una diversidad animal impresionante en este rincón salvaje (Adam Pretty/ALLSPORT)

En la región australiana de Arnhem Land, se encuentra el Parque Nacional de Kakadu, el más grande del país. Aquí, la erosión del agua y la piedra ha creado una orografía donde es fácil encontrar lugares para bañarse en aguas cristalinas. El parque es conocido por sus pinturas rupestres en Nourlangie y su diversa fauna, especialmente en las cataratas de Gunlom y la garganta de Barramundi. Sin embargo, es esencial seguir las recomendaciones de los rangers debido a la presencia de cocodrilos en ciertas zonas.

Fuente: Agencias

Comparte este Artículo
Deja un comentario

Deja un comentario

error: Content is protected !!

Descubre más desde Bavarodigital.net

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo