El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, usó ante un contingente de miembros del sindicato de la Guardia Fronteriza a la nieta de la dominicana asesinada en Queens para a atacar a los inmigrantes irregulares alegando que son “violadores, pandilleros, criminales y asesinos”.

Internacionales / Bávaro Digital

EEUU.- Trump presentó a la adolescente Daria Ortiz, nieta de María Fuertes, de 92 años, asesinada por el inmigrante guyanés Reeaz Khan, en el Auditorio del Tribunal Sur en el Edificio de la Oficina Ejecutiva de Eisenhower de la Casa Blanca, donde el mandatario encabezaba un acto.

Trump le cedió el turno a la joven para que hablara del crimen y explicara porque el inmigrante estaba en las calles. Asimismo, aprovechó la oportunidad para reiterar la necesidad de terminar la construcción de un muro fronterizo.

1 Comentario

Deja un comentario