Venezuela aprueba un referéndum simbólico para crear un nuevo estado en el territorio del Esequibo

Vanessa Acosta
5 Min Read

Los venezolanos aprobaron este domingo por un amplio margen la toma de posesión de una región rica en petróleo en la vecina Guyana, la última escalada en una larga disputa territorial entre los dos países, alimentada por el reciente descubrimiento de vastos recursos energéticos en alta mar.

 

La zona en cuestión, la región densamente boscosa de Esequibo, equivale a dos tercios del territorio nacional de Guyana y tiene aproximadamente el tamaño de Florida.

- El banco de todos los dominicanos -
Ad imageAd image

El referéndum de este domingo, en gran medida simbólico, preguntaba a los votantes si estaban de acuerdo con crear un estado venezolano en la región del Esequibo, otorgar la ciudadanía venezolana a su población e “incorporar ese estado al mapa del territorio venezolano”.

 

venezuela essequibo referendum

Un barco crea una isla artificial extrayendo arena de alta mar para crear un puerto costero para la producción de petróleo en alta mar en la desembocadura del río Demerara en Georgetown, Guyana, martes 11 de abril de 2023. Guyana está a punto de convertirse en el cuarto productor mundial de petróleo en alta mar, situándose por delante de Qatar, Estados Unidos, México y Noruega. (AP Photo/Matias Delacroix)

En una rueda de prensa en la que anunció los resultados preliminares del primer tramo del recuento de votos, el Consejo Nacional Electoral venezolano dijo que los votantes eligieron el “sí” en más del 95% de las ocasiones en cada una de las cinco preguntas de la papeleta.

-LOPESAN COSTA BÁVARO RESORT, SPA & CASINO ***** -
Ad image

Sin embargo, no está claro qué medidas tomará el gobierno de Venezuela para hacer valer su reclamación.

Venezuela lleva mucho tiempo reclamando estas tierras, que, según argumenta, estuvieron dentro de sus fronteras durante el periodo colonial español. Desestima un fallo de 1899 de árbitros internacionales que fijó los límites actuales cuando Guyana aún era una colonia británica, y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó el referéndum en un sentimiento antiimperialista en las redes sociales.

Guyana ha calificado la medida de paso hacia la anexión y de “amenaza existencial”.

La semana pasada, el presidente de Guyana, Irfaan Ali, visitó a las tropas en Esequibo e izó de forma espectacular una bandera guyanesa en una montaña que domina la frontera con Venezuela.

La Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, dictaminó antes de la votación que “Venezuela se abstendrá de emprender cualquier acción que modifique la situación que prevalece actualmente en el territorio en disputa”. Tiene previsto celebrar un juicio en primavera sobre esta cuestión, tras años de examen y décadas de negociaciones fallidas. Sin embargo, Venezuela no reconoce la jurisdicción del tribunal sobre la cuestión.

El futuro del Esequibo tras el referendo

El resultado de la votación era ampliamente esperado en Venezuela, aunque es probable que sus implicaciones prácticas sean mínimas, según dicen analistas, siendo la creación de un Estado venezolano en el Esequibo una posibilidad remota.

No está claro qué medidas tomaría el gobierno venezolano para aplicar el resultado, y cualquier intento de reivindicación se enfrentaría sin duda a la resistencia internacional.

Aun así, la escalada retórica ha provocado movimientos de tropas en la región y ruido de sables en ambos países, lo que ha llevado a los líderes guyaneses a compararla con la invasión rusa de Ucrania. Muchos habitantes de la región, predominantemente indígena, están nerviosos.

“La larga disputa sobre la frontera entre Guyana y Venezuela se ha elevado a un nivel de tensión sin precedentes en las relaciones entre nuestros países”, escribió el pasado miércoles el ministro de Asuntos Exteriores de Guyana, Robert Persaud, en Americas Quarterly.

Incluso sin aplicar el referéndum, lo que requeriría más medidas constitucionales y el probable uso de la fuerza, Maduro podría salir ganando políticamente con la votación en medio de una difícil campaña para la reelección.

En octubre, la oposición venezolana mostró un raro impulso después de unirse en torno a María Corina Machado, una exlegisladora de centroderecha que ha atacado a Maduro por supervisar la creciente inflación y la escasez de alimentos, en las primeras primarias del país en 11 años.

“Un gobierno autoritario que se enfrenta a una situación política difícil siempre está tentado a buscar un tema patriótico para envolverse en la bandera y conseguir apoyo, y creo que eso es en gran parte lo que Maduro está haciendo”, dijo Phil Gunson, analista con sede en Caracas del International Crisis Group.

Fuente: CNN

Comparte este Artículo
Deja un comentario

Deja un comentario

error: Content is protected !!

Descubre más desde Bavarodigital.net

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo