La agresión tuvo lugar alrededor de las 17.30 horas de este lunes, en el Cours de La Martinique, una céntrica arteria de la capital de Nueva Aquitania.

En las imágenes se observa cómo la abuela y su nieta están en la puerta de casa cuando se percatan de la presencia del agresor y tratan de introducirse dentro del inmueble. Sin embargo, en ese momento irrumpe el agresor, que les impide cerrar la puerta y las empuja contra el suelo con gran violencia.

Una hora después del ataque, el agresor fue arrestado por la Policía en la Plaza de Europa de la ciudad francesa. Según ha informado Le Parisien, se trata de un conocido sintecho del centro de Burdeos, acostumbrado a frecuentar el Grand Parc de la ciudad. En el momento de su detención presentó resistencia y tuvo que ser reducido con una pistola Taser.

Posible intento de secuestro de la niña

Según la Fiscalía de Burdeos, que cita las declaraciones de la abuela, el hombre intentó secuestrar a la niña y fueron los ladridos del perro de la septuagenaria los que habrían ahuyentado al agresor, que finalmente escapó a la carrera antes de su detención.

El agresor está acusado de allanamiento de morada, tentativa de secuestro y agresión a personas vulnerables. Además, tiene antecedentes principalmente por delitos contra la legislación sobre estupefacientes.

Las víctimas sufren de abrasiones y contusiones leves, aunque la mujer de 73 años ha tenido que ser hospitalizada, pero “su pronóstico vital no está comprometido”. Asimismo, un psicólogo está evaluando las consecuencias psicológicas del ataque para las víctimas.

“Estoy conmocionado y quiero dar todo mi apoyo y mi empatía a esta abuela y su nieta”, declaró el alcalde de Burdeos, Pierre Hurmic, durante una rueda de prensa en el ayuntamiento. Por su parte, el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, elogió “la acción rápida y valiente de la Policía” frente a “estos actos de rara violencia”.