Viviendas del plan ‘Familia Feliz’ se determinarán por cantidad de salarios mínimos

0
373
Un mundo de Elementos.

Todavía el Gobierno no ha dicho cuál será el metraje o cuántas habitaciones tendrán, pero las características del Plan Nacional de Viviendas “Familia Feliz” estarán determinadas por la cantidad de salarios mínimos que las personas que accedan al programa puedan pagar.

Este programa de accesibilidad a la vivienda digna y propia, dirigido a las familias dominicanas de segmentos sociales con dificultades para un techo digno, clasifica para cuatro tipos de viviendas de acuerdo al salario mínimo cotizable, que en este caso será de RD$10,810.81, de acuerdo con cálculos del Listín Diario.

En un documento de la Unidad Ejecutoria de la Readecuación de Barrios y Entornos (URBE) y del Ministerio de la Presidencia, se presentan las cuatro categorías destinadas para las familias con distintos ingresos económicos y los intereses de fideicomiso que asumiría el Estado.

La Vivienda Subsidiada (VISUB) será la de menor costo, menos de RD$800,000, para un total de 74 salarios mínimos. En este tipo, el Estado subsidiaría el 20% del valor de la vivienda, es decir, hasta 20 salarios mínimos y se encargaría de una cobertura de cinco puntos de tasa de interés.

Vivienda Prioritaria

La Vivienda de Interés Social Prioritaria (VIP) poseerá un valor de venta que va desde RD$800,000 hasta RD$1.4 millones, un estimado de 74 a 130 salarios mínimos. El Gobierno subsidiaría el 14% del valor de la vivienda (hasta 27 salarios mínimos) con una cobertura de 500 puntos de tasa de interés.

En el tipo de Vivienda de Interés Social (VIS), que tendrá un valor de 130 a 210 salarios mínimos, se reunirán elementos que aseguran su habitabilidad y estándares de calidad en diseño urbanístico, arquitectónico y de construcción. El subsidio será del 10% del valor de la vivienda con una cobertura de 400 puntos en tasas de interés.  Su precio de venta sería de RD$1.4 millones a RD$2.2 millones.

La última clasificación será la de Vivienda de Bajo Costo (VBC), de 210 a 419 salarios mínimos, las cuales ya están amparadas en la ley de Desarrollo Hipotecario y Fideicomiso, dirigido a la clase media, con un valor de RD$2.2 millones a RD$4.5 millones. El subsidio en este tipo sería de bonos, tierra y de ITBIS.

Los beneficiarios

De acuerdo con el documento de la Urbe y el Ministerio de la Presidencia, este programa se desarrollará mediante un proceso de alianza Público-Privada, en la que el estado facilitará a los ciudadanos que apliquen, los recursos que permitirán el acceso a la bancarización mediante diferentes tipos de bonos financieros que ayudarán con los pagos bancarios. Estas facilidades contarán con la participación del sector privado para el desarrollo de las ofertas de viviendas y el sector de la banca para el financiamiento.

Para las personas que desean acceder al plan y no están bancarizadas, el Estado tendrá un acompañamiento y cuando se asigne el tipo de vivienda acorde a su poder adquisitivo, se haría una evaluación financiera para el préstamo, donde el beneficiario iniciaría su ahorro programado depositando mensualmente su cuota de aporte inicial.

El informe de preguntas y respuestas al que el Listín Diario tuvo acceso, señala que para ser beneficiario del plan, el ciudadano solo debe demostrar que no posee bienes inmuebles propios certificados en la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y que sus ingresos están acorde al costo de la vivienda seleccionada, las cuales están segmentadas de acuerdo a los niveles salariales familiares consolidados.

“Se priorizarán los accesos a los programas de acuerdo al sector donde viven las personas con relación a donde se desarrollen los domicilios. Los subsidios serán gratuitos, pero se exigirá el complimiento de requisitos específicos que ayuden a mejorar la situación de la familia que los reciba. Algunos de estos requisitos podrían incluir la escolaridad y capacitación de los hijos de la familia, vinculación a programas de salubridad, entre otros. Un requerimiento fundamental será la obligatoriedad de vivir en la vivienda por un mínimo de 10 años”, señala.

SEPA MAS

Prioridad

En principio, las soluciones habitacionales serán desarrolladas en base a células de renovación urbana dentro de los sectores existentes los cuales tienen su infraestructura propia. Sin embargo, un requerimiento básico será la dotación de servicios básicos, como suministro de agua potable, electricidad, drenaje pluvial, tratamiento de aguas residuales, infraestructura vial y alumbrado público.

De acuerdo con el Gobierno, el programa de Viviendas Familia Feliz no es un proyecto habitacional, sino un plan que será desarrollado por el sector privado y que contará con todas las características de los proyectos desarrollados por este sector incluyendo la titulación de las viviendas antes de ser entregadas a sus nuevos propietarios.

Este programa busca, además, eliminar el hacinamiento, la inseguridad, la insalubridad de los barrios donde por décadas ha vivido una gran parte de la población, provocando un cambio positivo de las zonas en donde se realicen las intervenciones, enfocándose en las familias más necesitadas, y convertirá lugares marginados en residenciales “modernos con mejores accesos”. /LD

Deja un comentario